Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

47 huérfanos entre los más de 4.000 niños evacuados de Alepo

La ONU estima que medio millón de niños en Alepo sufren traumas psicológicos. Más de 15.000 menores han perdido la vida en el conflicto

Alepo
Varios niños hacen la señal de la victoria en los escombros de un edificio al este de Alepo, Siria. EFE

"Mas de 4.000 niños han sido evacuados del este de Alepo", aseguró a este diario la portavoz de UNICEF en Siria, Shushan Mebrahtu, en una conversación telefónica desde Damasco. Entre ellos, 47 huérfanos de la Casa de los Niños, un orfanato en cuyo sótano seguían atrapados. "Estan todos bien gracias a dios. Estamos en Idlib", alcanzó a decir vía llamada de Whatsapp Asmar el Halabi, director del orfanato. Para más tarde añadir, "Los niños están agotados y deshidratados tras 21 horas hacinados en el autobús, sin poder parar ni para hacer sus necesidades y sin agua potable". Los pequeños fueron evacuados en la mañana del lunes tras un previo intento fallido. “Están actualmente en un centro recibiendo asistencia incluido ropa de invierno y alimentos. Aquellos en condiciones críticas por heridas o deshidratación están recibiendo cuidados médicos”, añadió Mebrahu.

Mohamed Qantar, huérfano de 14 años del orfanato de Alepo este junto al director del centro Asma el Halabi.
Mohamed Qantar, huérfano de 14 años del orfanato de Alepo este junto al director del centro Asma el Halabi.

“Lo primero que haré cuando termine el cerco será comerme un shawarma”, gritaba al teléfono Mohamed Qantar, huérfano de 14 años, durante una entrevista con EL PAIS el pasado mes de octubre desde la Casa de los niños. Allí fueron a parar todos aquellos que perdieron a sus padres, unos a manos de la locura, otros, como Qantar, bajo las bombas. Un bombardeo de las aviaciones siria y rusa derribó el edificio donde vivía. El joven permaneció varios minutos atrapado bajo los escombros antes de ser rescatado. Fue la última vez que vio a sus padres.

El Halabi, confiaba en que fueran evacuados el pasado viernes. Pero algo salió mal. La letra pequeña, esta vez firmada por Teherán y los grupos insurrectos, truncaba de nuevo una evacuación plagada de escollos. Los niños que esperaban a las puertas de los autobuses tuvieron que regresar a toda prisa a su refugio que ya había sido dañado por el fuego de mortero dos días atrás. Una pequeña de 10 años que se presentó como Yasmine aparecía junto a sus 46 compañeros de orfandad en un vídeo difundido en las redes sociales. En él decía llevar dos años en el centro de acogida y hacía un llamamiento al mundo para ser evacuada junto a “sus hermanos y hermanas”. A diferencia del resto de civiles, los pequeños debían ser trasladados al punto de recogida de los autobuses ya que los de más corta edad no podían llegar por su propio pie.

Asmar el Halabi, director de la casa de huérfanos de Alepo se hace un autoretrato con los 47 huérfanos en el refugio del centro. ampliar foto
Asmar el Halabi, director de la casa de huérfanos de Alepo se hace un autoretrato con los 47 huérfanos en el refugio del centro.

Varios de estos niños han quedado separados de sus hermanos mayores de edad que han salido en evacuaciones diferentes. Tanto voluntarios como activistas comienzan a trabajar por la reunificación de estas familias. Bana al Abed, de siete años y conocida como la niña tuitera de Alepo, también fue evacuada este lunes del Alepo oriental junto a su madre Fátima. Cada día, la madre transmitía en inglés mensajes de Al Bana en una suerte de diario cibernético de su hija que atrajo a 332.000 seguidores. Según confirmaron a este diario varios activistas vía Skype, ambas se encuentran en la periferia oeste de Alepo.

De los 312.000 muertos que se ha cobrado la guerra siria en algo más de un lustro, 15.099 son menores, según cifras recogidas por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Inglaterra. El pequeño Qantar por fin podrá comerse ese shawarma que tanto ansía. Pero como él, miles de niños sirios han sido testigos de eventos traumáticos y de situaciones de extrema violencia. Unicef estima que medio millón de niños en Alepo necesitan apoyo psicológico y 100.000 de ellos asistencia especializada.

Más información