Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin exige reforzar las fuerzas atómicas estratégicas para superar el escudo

El presidente ruso se reúne con la cúpula de Defensa tras una breve visita al velatorio del embajador ruso asesinado en Turquía

Putin en el funeral de Kárlov, este jueves en Moscú.

El presidente ruso, Vladímir Putin, se jactó ayer del poderío militar de su país y dijo que Rusia es hoy “más fuerte que cualquier posible agresor”. El jefe de Estado hizo esta afirmación en la reunión anual de la cúpula directiva del Ministerio de Defensa. Al evento castrense, Putin, que es además comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, llegó desde el Ministerio de Exteriores, donde permaneció unos minutos en el velatorio de Andréi Kárlov y se sentó junto a la viuda del diplomático asesinado el pasado lunes en Ankara.

El funeral del embajador ruso en Turquía, condecorado post mortem con el título de héroe de Rusia, fue oficiado por el patriarca Cirilo, la máxima autoridad de la Iglesia Ortodoxa rusa. Paralelamente a la ceremonia religiosa en la catedral de Cristo Salvador, la cúpula del Ministerio de Defensa, en otro lugar de la ciudad, escuchaba a Putin y al jefe del departamento, Serguéi Shoigú.

“Aún tenemos que hacer muchas cosas, pero al mismo tiempo, ya ahora, teniendo en cuenta múltiples factores, incluidos no solo los militares sino también nuestra historia, geografía y el estado interno de la sociedad rusa, se puede afirmar con seguridad: hoy somos más fuertes que cualquier posible agresor”, afirmó Putin. Y remató: “Que cualquiera”. Pero Putin quiere también movilización. “Si nos permitimos relajarnos aunque sea un minuto, [si permitimos] un solo fallo en la modernización del Ejército y la Flota, en la preparación de las tropas, la situación puede cambiar muy deprisa, teniendo en cuenta la velocidad de los acontecimientos en el mundo”, dijo.

El estado de la triada nuclear, que desempeña el papel clave en el mantenimiento de la paridad estratégica con Estados Unidos, se mantiene al debido nivel, afirmó el líder ruso, quien, entre otras cosas, exigió además que “el potencial de combate de las fuerzas nucleares estratégicas sea reforzado sobre todo con equipos de misiles capaces de superar de forma garantizada los sistemas de defensa antimisiles existentes y los que pueden existir en perspectiva”.

Asimismo, Putin pidió “observar atentamente cualquier cambio en el equilibrio de fuerzas y la situación político militar en el mundo, especialmente en el perímetro de las fronteras rusas, y corregir oportunamente los planes para neutralizar amenazas potenciales a nuestro país”.

El líder ruso exhortó a los militares a “utilizar al máximo” las “nuevas posibilidades abiertas” por la “eficacia en el uso de las armas rusas en Siria”. En la campaña de Siria, Rusia ha probado 162 modelos de armas nuevas y otras modernizadas, entre ellas los aviones Su-SM y Su-34 y los helicópteros Mi 28 H y Ka52, precisó el ministro de Defensa, Shoigú, según el cual se ha congelado la compra (aparentemente por su ministerio) de 10 modelos de armamento hasta que se corrijan los fallos detectados durante su utilización en Siria.

En el discurso del ministro divulgado oficialmente no se mencionan los dos aviones perdidos por Rusia en las costas de Siria, un Mig 29, el pasado 13 de noviembre, y un Su 33, el 3 de diciembre. Ambos aparatos experimentaron problemas cuando intentaban aterrizar en la cubierta del portaaviones Almirante Kuznetsov, el único buque de su clase que posee Rusia, botado en 1985 con la misión de proteger a los submarinos nucleares del país.

Los familiares del asesino salen libres tras ser interrogados

EFE / Estambul

La policía de Turquía ha liberado este jueves a los seis familiares del asesino del embajador, el policía turco de 22 años Mevlüt Mert Altintas, según ha informado el periódico Cumhuriyet. Habían sido detenidos el lunes por la noche para investigar cualquier posible relación con el atentado, que finalmente ha sido descartada.

Una delegación rusa de 18 investigadores ha viajado a Turquía para esclarecer cómo ocurrió el ataque y quién está detrás. La Fiscalía ha emitido una orden para obtener la contraseña del teléfono móvil del autor del crimen, y se están investigando personas vinculadas con el crimen. El presidente Recep Tayyip Erdogan aseguró el miércoles que Altintas pertenecía a la red del predicador Fetulá Gulen, al que acusa de organizar el fallido golpe de Estado de julio pasado.