Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jerusalén renuncia a aprobar 600 nuevas viviendas en una colonia a petición de Netanyahu

El anuncio se produce horas antes de que Kerry dé un discurso en respuesta a las acusaciones de Israel contra la administración Obama

Viviendas en construcción en el asentamiento de Har Homa este martes.

Un comité municipal de Jerusalén ha cancelado los planes para votar este miércoles la aprobación de cerca de unas 600 nuevas viviendas en un asentamiento al este de la ciudad, una parte que fue anexionada por Israel tras la guerra de 1967.

La decisión se ha llevado a cabo a petición del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, según ha confirmado un miembro del comité de construcción de la capital, Hanan Rubin, a la agencia Reuters.

Rubin afirma que esta decisión se basa en el deseo del país de "evitar tensar las relaciones con la administración Obama" antes del discurso del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, sobre el conflicto entre Israel y Palestina, planeado para este miércoles.

La decisión llega en un momento de tensión para Israel, como consecuencia de la resolución del pasado viernes en la que el Consejo de Seguridad de la ONU condenó los asentamientos en Cisjordania. Esta iba a ser la primera autorización de este tipo desde aquel momento.

Netanyahu ha puesto en marcha una ofensiva de represalias diplomáticas sin precedentes. El primer ministro ordenó a su gabinete que durante las próximas cuatro semanas y hasta la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos se abstengan de viajar a 12 países que, como España, votaron a favor de la resolución de la ONU, y pidió a sus ministros a cerrar filas ante nuevas presiones de la comunidad internacional que, según auguró, se ciernen sobre Israel

Netanyahu les advirtió de que en la conferencia de ministros de Exteriores convocada en París el próximo 15 de enero unos 70 países se disponen a adoptar acuerdos sobre el proceso de paz en Oriente Próximo. El jefe de Gobierno expresó su temor a que dichas medidas puedan ser sometidas  de nuevo a la votación del Consejo de Seguridad de la ONU.

Más información