Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moscú promete “adecuadas” represalias diplomáticas

El Kremlin amenaza con amargar la despedida del presidente

Putin y Obama, en una reunión del G-20 en Los Cabos (México), en 2012.

De “agresivas”, “sin fundamento” e “ilegales desde el punto de vista del derecho internacional” calificó el jueves Dmitri Peskov, el portavoz del Kremlin, las nuevas sanciones impuestas por el Gobierno saliente de Estados Unidos y señaló que recibirán una “respuesta adecuada”. Peskov señaló que aún no sabe cuál será exactamente la reacción, pero sí que “tendrá en cuenta” el hecho de que a “la Administración de [Barack] Obama le quedan solo tres semanas”.

Moscú, agregó el portavoz, no está de acuerdo con las acusaciones estadounidenses. Según el Kremlin, las sanciones persiguen dos objetivos: “Empeorar aún más las ya malas” relaciones bilaterales y “golpear al nuevo Gobierno” de EE UU. Se trata de acciones que “minan sustancialmente las posiciones de política exterior de la Administración siguiente”, la de Donald Trump. “Difícilmente han tenido parangón en la historia de Estados Unidos (...). Eso, al fin y al cabo, es un asunto interno”, añadió Peskov.

Las nuevas sanciones no han sido una sorpresa para Rusia, que ya las esperaba. El martes, durante una conversación telefónica con su homólogo estadounidense, John Kerry, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, criticó al Gobierno de Obama por insistir “hasta el final en tratar de minar aún más las bases de unas relaciones normales entre Rusia y EE UU”.

También se anticipó a las sanciones la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, quien había advertido el miércoles de que Moscú tomaría medidas en respuesta. La noticia de la expulsión de 35 diplomáticos rusos de Washington y San Francisco llegó a Moscú alrededor de las once de la noche, hora local, por lo que hasta hoy no se conocerá el alcance de la respuesta rusa.

El Kremlin ha negado su implicación en los ataques informáticos contra el Partido Demócrata y ha afirmado que con sus acusaciones la Administración norteamericana sólo pretende justificar su derrota en las elecciones presidenciales. Zajárova afirmó que Rusia está ya cansada de las mentiras sobre hackers rusos que lanzan “las altas esferas” de EE UU. Esta “desinformación”, según la portavoz de Exteriores, la utilizó Washington para ayudar a su candidata en las elecciones presidenciales. Zajárova advirtió de que “cualquier acción contra las representaciones diplomáticas rusas en EE UU de inmediato tendrá efecto sobre los diplomáticos estadounidenses en Rusia”.

El jefe del Comité de Exteriores del Consejo de la Federación (Senado ruso), Konstantín Kosachov, declaró que la Administración Obama “está poseída de forma maníaca por su deseo de vengarse” de Rusia por la implicación del Kremlin en Siria y también de Trump por su victoria en las presidenciales.

Más información