Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump vuelve a cuestionar la autoría rusa de los ciberataques

El presidente electo asegura saber “cosas que otros no conocen”, pero no da detalles

Año nuevo, dudas viejas. El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha comenzado 2017 cuestionando otra vez las acusaciones de la Casa Blanca sobre la autoría rusa de los ciberataques durante las elecciones, algo que ya había calificado de “ridículo” pese a que se basan en informes de las agencias de seguridad e inteligencia. Poco antes de iniciar la celebración de la Nochevieja en Florida, Trump dijo además tener información privilegiada sobre este asunto que revelará a lo largo de esta semana. Mientras, este domingo abandonaron el país los 35 diplomáticos rusos expulsados por el ciberespionaje.

El presidente electo, Donald Trump, en Florida el 31 de diciembre
El presidente electo, Donald Trump, en Florida el 31 de diciembre AFP

Vestido de gala para la fiesta de fin de año —de pago, según medios estadounidenses— que organizó en su lujoso resort Mar-a-Lago, en Palm Beach, Trump habló la medianoche del sábado brevemente con la prensa, ante la que volvió a reiterar sus dudas sobre la autoría rusa de los ciberataques que el Gobierno de Obama afirma tienen la firma de Moscú y lanzó una advertencia a los servicios de inteligencia sobre los que se sostienen las acusaciones oficiales.

“Quiero que estén seguros de ello, porque es una acusación bastante grave y quiero que estén seguros”, dijo Trump, quien volvió a recordar el “desastre” que provocaron las falsas acusaciones de inteligencia sobre armas de destrucción masiva que llevaron a la guerra de Irak. “Se equivocaron, así que quiero que estén seguros”, insistió Trump que, crípticamente, aseguró además tener información que otros no manejan.

“Sé mucho sobre pirateo informático. Es algo además que es muy difícil de probar, así que podrían ser otros” los responsables de los ciberataques, dijo Trump, retomando un argumento que ya ha usado en otras ocasiones para cuestionar las afirmaciones de la comunidad de inteligencia estadounidense acerca de que el presidente ruso, Vladímir Putin, está detrás de los recientes ataques informáticos.

“Además, sé cosas que otra gente no conoce, así que no pueden estar seguros de la situación”, añadió sin dar más detalles. Cuando los periodistas le preguntaron a qué se refería, no quiso adelantar nada y se limitó a anunciar que se sabrá “el martes o el miércoles”.

El presidente electo ha desestimado en repetidas ocasiones los informes de inteligencia presidenciales diarios que debería estar recibiendo ya como inminente comandante en jefe de Estados Unidos. Según se conoció a mediados de diciembre, Trump solo ha recibido hasta la fecha un informe presidencial a la semana. Pero después de que Obama anunciara el jueves las sanciones contra Rusia por los ciberataques —la expulsión de diplomáticos y el cierre de dos residencias rusas de descanso a las que vinculó con actividades de inteligencia—, Trump anunció su intención de reunirse esta semana con “líderes de la comunidad de inteligencia” para recibir de primera mano información sobre “los hechos de esta situación”.

Marcha de los diplomáticos rusos

Entretanto, los 35 diplomáticos rusos cuya expulsión “inmediata” ordenó Obama el jueves en el marco de las sanciones contra Moscú por los ciberataques partieron este domingo, cuando se cumplían las 72 horas de plazo concedido para su marcha. Los funcionarios, a los que Obama declaró “persona non grata”, abandonaron Estados Unidos a bordo de un avión fletado especialmente para ello por el Gobierno ruso, que sorprendió la semana pasada hasta a Washington al decidir no replicar las sanciones norteamericanas a la espera de que Trump asuma la presidencia y, eventualmente, propicie un acercamiento con Moscú, tal como ha prometido.

La receta de Trump contra el ciberespionaje: el correo tradicional

Pese a que es uno de los políticos que más uso hace de las redes sociales, especialmente de Twitter, Donald Trump dice desconfiar tanto de las tecnologías que apenas usa computadora, ya que “ningún ordenador es seguro”. Según el presidente electo, para las cosas verdaderamente importantes, hay que recurrir a los viejos métodos: la entrega en mano.

“Esto es muy importante, si de verdad tienes algo realmente importante, escríbelo y haz que sea entregado por mensajero, a la vieja usanza, porque les voy a decir algo, ningún ordenador es seguro”, declaró Trump la noche del sábado. “No me importan lo que digan, ningún ordenador es seguro. Tengo un hijo de diez años que sabe hacer de todo con una computadora. Si de verdad quieres que algo no sea detectado, escríbelo y mándalo por mensajero”, insistió.

 

Más información