Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chicago sufre en 2016 el mayor número de homicidios en 20 años

Murieron 762 personas de forma violenta, un 56% más que en 2015.

El presidente electo, Donald Trump, insta al alcalde de la ciudad a pedir ayuda.

Manifestantes en Chicago, el pasado sábado, contra la violencia.
Manifestantes en Chicago, el pasado sábado, contra la violencia. AFP

El de 2016 ha sido un año bañado de sangre para Chicago, la tercera mayor ciudad de Estados Unidos, el lugar que vio nacer la carrera política de Barack Obama y donde este dará su discurso de despedida el próximo día 10. Un total de 762 personas perdieron la vida en homicidios, sobre todo a causa de disparos, lo que representa un aumento del 56% respecto a al año anterior y supone la cifra más elevada en dos décadas. Nueva York y Los Angeles, de mayor tamaño, no alcanzan juntas esa cifra de muertes, según los datos de AP.

La epidemia de violencia lleva años provocando protestas en la ciudad, manifestaciones donde los familiares de las víctimas (afroamericanos en su mayoría) lloran las muertes, como la que se convocó este fin de semana. Para entender lo sangriento de Chicago, basta comparar su población, de 2,7 millones de habitantes, con la de Nueva York, de 8,4 millones, pero con menos de la mitad de víctimas.

La proliferación de las armas y la actividad de bandas, junto con la pobreza y la segregación -económica y racial- son campo abonado para conflictos que se resuelven muchas veces a tiros. El presidente electo, Donald Trump, se refirió este lunes al problema en su cuenta de la red social Twitter: "La tasa de homicidios en Chicago es de récord: 4.331 víctimas de tiroteos y 762 asesinatos en 2016. Si el alcalde no puede hacerlo, ¡debe pedir ayuda federal!", dijo Trump. A lo largo de la campaña, Trump ha apuntado varias a veces a Chicago como ejemplo de gran metrópolis donde la criminalidad sube por la, apuntaba, ineficacia de las autoridades demócratas.

El alcalde de la ciudad, el demócrata Rahm Emanuel (primer jefe de gabinete que tuvo Obama), ofreció apoyo al departamento el pasado septiembre para ampliar en 1.000 efectivos el cuerpo en un plazo de dos años. Pero el trabajo por delante es complicado. No hay una sola ciudad en todo Estados Unidos donde la policía se incaute de tantas armas ilegales como en Chicago, según los datos facilitados por el departamento, donde incautan cinco veces más que en Nueva York, pero con solo una tercera parte de la población.

Más información