Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así es el Gobierno de Donald Trump

Las principales apuestas del magnate estadounidense para su futuro Gabinete

Donald Trump ha tomado posesión este viernes como presidente de EE UU. En las últimas semanas ha ido desgranando la composición de su Ejecutivo. El presidente electo ha configurado un Gabinete con militares de alto rango, conservadores ortodoxos y empresarios multimillonarios. Estos son los elegidos por Trump: 


El yerno millonario
Jared Kushner, asesor especial presidencial

El yerno de Donald Trump (marido de su hija favorita, Ivanka) es un hombre acostumbrado a los retos. El ingreso en prisión de su padre por evasión fiscal cuando solo tenía 25 años le obligó hace 10 a tomar el mando de una empresa familiar con multimillonarias inversiones inmobiliarias. Kushne, judío ortodoxo, supo ganarse la confianza de su suegro durante la campaña estadounidense, en la que llegó a asesorarle en temas tan delicados como Oriente Próximo. Su principal misión en el Gabinete será implementar la agenda del presidente electo”, pero antes y para ello tendrá que desprenderse de sus negocios, que incluyen un periódico.

 

Un empresario defensor de Rusia
Rex Tillerson | secretario de Estado

El presidente y consejero delegado del gigante energético Exxon Mobil dirigirá la diplomacia de la primera potencia mundial. El empresario, de 64 años, mantiene una excelente relación con el presidente ruso, Vladímir Putin, que en 2013 le condecoró con la Orden de la Amistad.

El "perro furioso" en la cúspide del Pentágono
James Mattis | secretario de Defensa

El general retirado James Mattis tiene una doble cara que reflejan sus apodos. Le llaman "perro furioso" por su estrategia agresiva en el campo de batalla, y también "el monje guerrero" por su actitud reflexiva y bagaje intelectual.

Un enemigo de Hillary Clinton como jefe de los espías
Mike Pompeo | director de la CIA

Mike Pompeo, de 52 años, ha sido hasta ahora representante republicano por Kansas. El candidato para dirigir la Agencia Central de Inteligencia Estadounidense (CIA) llegó al Congreso en 2010 con el apoyo del movimiento ultraconservador del Tea Party, del que es miembro. Su etapa al frente de la CIA comenzará ya con polémica por las burlas y desaires de Trump a los espías estadounidenses.

Un islamófobo y prorruso 
Mike Flynn | consejero de Seguridad Nacional

Entre las muchas coincidencias entre Michael Flynn y Donald Trump destacan tres: retórica islamófoba, afinidad con Rusia y rechazo visceral a Hillary Clinton. General retirado de tres estrellas, de 57 años, ha sido un socio leal en la campaña electoral y como asesor de Seguridad Nacional será el encargado de hacer de enlace entre el mandatario y los departamentos relacionados con la política exterior, militar y antiterrorista de la primera potencia mundial.

El centinela de las fronteras estadounidenses
John Kelly, secretario de Seguridad Interna 

El militar es, según el presidente electo, "la persona adecuada para encabezar la misión urgente de frenar la inmigración ilegal y garantizar la seguridad de las fronteras". Kelly fue hasta enero el jefe del Comando Sur de EE UU, que supervisa un área que abarca toda América Latina al sur de México y el Caribe.

Un duro en inmigración acusado de racista
Jeff Sessions | Fiscal general (ministro de Justicia)

El hombre propuesto por Donald Trump para asumir el cargo de fiscal general es un blanco que creció en el sur profundo de EE UU durante la época de la segregación. Sus comentarios racistas provocaron en 1986 que su nominación a juez federal fuera bloqueada. La nominación del senador de Alabama ha quedado marcada desde el inicio por sus palabras despectivas sobre los negros o sus bromas sobre el Ku Klux Klan. También por su denuncia por fraude electoral, cuando era fiscal federal en la Alabama en los años ochenta, contra unos activistas que buscaban garantizar el derecho de voto de los afroamericanos en el sur.

Un negacionista del cambio climático
Scott Pruitt, consejero de Medioambiente

Es un veterano fiscal de Oklahoma que no cree en la contribución del hombre al cambio climático y que ha dedicado los últimos años a bloquear en los tribunales las regulaciones de Barack Obama para luchar contra el calentamiento global.

Un peso pesado de Wall Street
Steven Mnuchin, secretario del Tesoro

Mnuchin ha avanzado que no habrá bajadas de impuestos para los ricos, sino una bajada importante para la clase media, y que cambiará la reforma financiera de Obama.

Quería eliminar el departamento que ahora dirigirá
Rick Perry, consejero de Energía 

Donald Trump se mofó y llegó a cuestionar la inteligencia del gobernador de Texas, a quien ahora entregará la cartera de Energía. Perry conoce bien el mundo del petróleo, pero se desconoce si domina uno de los pilares del departamento que dirigirá: la energía nuclear.

Un empresario del ‘fastfood’ contrario al seguro médico
Andrew Puzder, secretario de Trabajo

Puzder, de 66 años, es un gran defensor de la desregulación laboral y crítico a la reforma del seguro médico. El empresario fue un ferviente opositor al alza del salario mínimo hasta los 15 dólares a nivel federal como están haciendo algunos estados y ciudades del país.

Inversor, tiburón o salvaempresas
Wilbur Ross, secretario de Comercio

Wilbur Ross tiene 78 años y una larga carrera como inversor en activos en crisis que reestructura y vende, lo que le otorga la categoría de tiburón desde el punto de vista de alguno, o de reformador de empresas en crisis, desde el punto de vista de otros.

Una gobernadora sin experiencia internacional
Nikki Haley, embajadora ante la ONU

Nikki Haley, de 44 años, una estrella emergente de los republicanos, fue una de las voces que cuestionó con más dureza la campaña del empresario de su propio partido. Es hija de inmigrantes indios y hasta ahora ha sido gobernadora de Carolina del Sur.

Un opositor al aborto para anular el legado de Obama
Tom Price, secretario de Sanidad

Médico retirado de 62 años y opositor al aborto, Price ha sido representante de Georgia en seis legislaturas y ha propuesto alternativas concretas al llamado Obamacare: denuncia que interfiere con la habilidad de tomar decisiones médicas y propone mantener un sistema de ayudas fiscales para la compra de seguros.

Una defensora de la escuela privada 
Betsy DeVos, secretaria de Educación

La elegida por el presidente electo Donald Trump para secretaria de Educación es una de las principales activistas para la implantación de un modelo que da total libertad a los padres para decidir dónde estudian sus niños.

Un defensor de la responsabilidad individual
Ben Carson, responsable de Vivienda

Se ha erigido en los últimos años en una celebridad del universo conservador con sus recetas en libros y eventos sobre la responsabilidad individual, con críticas a los subsidios a minorías raciales.

Una empresaria de lucha libre
Linda McMahon, directora de Administración de Pequeñas Empresas

McMahon y su marido son los fundadores de la empresa World Wrestling Entertainment (WWE), un exitoso negocio centrado en la organización y divulgación de programas de lucha libre a escala global.

Una experta en transporte que trabajó para George Bush
Elaine Chao, responsable de Infraestructuras

La persona encargada de desarrollar el plan de infraestructuras de EE UU cuenta con experiencia en la gestión pública. Fue subsecretaria de Transporte y secretaria de Empleo con George Bush.

Un exintegrante de los Navy Seal
Ryan Zinke, secretario de Interior

Zinke fue el primer miembro de los Navy SEAL (la principal fuerza de operaciones especiales de la Armada de Estados Unidos) en llegar a la Cámara de Representantes, en enero de 2015. En sus manos deberá gestionar uno de los problemas más acuciantes a escala global: el cambio climático. Zinke supervisará un departamento que cuenta con 70.000 empleados y un presupuesto de 13.400 millones de dólares.

Un superviviente de la era Obama
David Shulkin, secretario del Departamento de Asuntos de Veteranos 

Donald Trump nombró a Shulkin en esta cartera con el objetivo de que se ocupara del bienestar de los veteranos de guerra, en muchos casos, “tratados de forma terrible por la Administración”, según palabras del magnate republicano. El número de militares veteranos ascendía a casi 19 millones de personas en el país, de los cuales cerca de 9,5 millones son mayores de 65 años, según la oficina del censo de Estados Unidos. Shulkin proviene de la Administración Obama, quien le nombró subsecretario de dicho departamento en julio de 2015.

Más información