Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ola de rechazo tras la ofensiva de Donald Trump

El jefe de inteligencia niega cualquier implicación en las filtraciones y México critica el plan del muro

Trump en su rueda de prensa del miércoles en Nueva York. DON EMMERT AFP | EFE

La comparecencia de Donald Trump ante la prensa el miércoles en Nueva York, la primera desde su elección como presidente de Estados Unidos, ha generado de inmediato encendidas respuestas para contradecir sus palabras dentro y fuera del país. Desde el jefe de inteligencia de Estados Unidos defendiendo el trabajo de las agencias, hasta el presidente de México, Enrique Peña Nieto, que rechaza pagar por la construcción de un muro fronterizo.

Los servicios de inteligencia

La primera fue una llamada telefónica del director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper. Trump había sugerido que salió de los servicios de espionaje la filtración a la prensa de que supuestamente Rusia tiene información comprometedora sobre él. Pero Clapper le ha llamado para aclarar que el documento no es "un producto de la Comunidad de Inteligencia de Estados Unidos" y que no cree que "las filtraciones procedieran de la Comunidad de Inteligencia", según ha explicado en un comunicado.

"Sin embargo, parte de nuestra obligación es garantizar que los políticos reciben la imagen más completa posible de cualquier tema que pueda afectar a la seguridad nacional", ha apostillado Clapper. En respuesta, según el mismo comunicado, Trump le ha trasladado su agradecimiento a todos los hombres y mujeres de la Comunidad de Inteligencia que están dispuestos a servir con su Gobierno.

La oficina de ética

Otra de las respuestas a la rueda de prensa de Trump ha provenido del director de la oficina de ética del Gobierno, Walter M. Shaub, que ha considerado insuficientes los planes del magnate para evitar los conflictos de interés. Trump alardeó de que podría gestionar sus empresas a la vez que el país, pero que va a colocar su imperio de negocios en un fideicomiso que será controlado por sus dos hijos mayores. Shaub ha dicho en Washington que el plan es "totalmente inadecuado" y va a dejar al presidente vulnerable a "sospechas de corrupción".

La recomendación del director de la oficina de ética, designado por Barack Obama en 2013, es que Trump venda sus activos. Shaub ha dicho que no sería un precio demasiado alto para ser presidente, y que sería la única manera de no tener conflictos de interés, pues conforme una persona acumula más poder, aumenta el riesgo potencial de corrupción.

México

Del otro lado de la frontera, en México, el presidente Enrique Peña Nieto respondió a la nueva amenaza de Trump de construir ahora el muro y hacer que los mexicanos lo paguen después. "En ningún momento aceptaremos nada en contra de nuestra dignidad como país, ni de nuestra dignidad como mexicanos", ha dicho Peña en una reunión con embajadores y cónsules de su país. "Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro, que México, por supuesto, no pagará".

El presidente ha asegurado que su Gobierno buscará tres objetivos en cualquier negociación: mantener libre el flujo de remesas, que las repatriaciones de indocumentados se hagan de forma ordenada y humanitaria, y que Estados Unidos evite el tráfico de armas y persiga el dinero del narcotráfico.

Más información