Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera entrevista al presidente Donald Trump en 10 frases

El mandatario de EE UU dedica una entrevista a presumir del Despacho Oval y de los espectadores de su inauguración. Insiste en el fraude en el voto y dice que la tortura "funciona"

Donald Trump, este miércoles. afp

La primera entrevista en televisión de Donald Trump en la Casa Blanca, como presidente de Estados Unidos, se emitió este miércoles por la noche en la cadena ABC, en el mismo día en que el presidente confirmó los peores temores respecto a sus planes en inmigración y la relación con México. Pero Trump, ya presidente y tomando decisiones, dedicó casi toda la entrevista a seguir defendiendo disparates como que millones de personas votaron ilegalmente y que el público de su inauguración fue el más numeroso que se ha visto, o criticar a los medios que no alabaron su discurso en la CIA. La entrevista no sirvió para conocer las prioridades políticas del nuevo presidente, pero sí sus preocupaciones más inmediatas: el tamaño de las cosas y lo que se dice de él en televisión.

La televisión metió las cámaras en el Despacho Oval, donde Trump presumió de que la carta que le dejó Barack Obama era la mejor que se había escrito, de que la Bolsa había superado los 20.000 puntos y de que la reunión con los sindicatos era la mejor que habían tenido ellos en toda su vida, según le dijeron. Y volvió a presumir de que la audiencia de su inauguración era la más grande de la historia.

El vídeo publicado por ABC comienza en el Despacho Oval, donde Trump le dice al presentador David Muir: “Este es uno de los grandes espacios”. ¿Qué le emociona de este lugar?, le preguntan. “La historia, la importancia, las cosas que han pasado aquí. He puesto algunos cuadros que he pensado que serían apropiados, George Washington, Alexander Hamilton, Thomas Jefferson, Abraham Lincoln, Andrew Jackson, con el que mucha gente compara la campaña de Trump”. Luego explica que la alfombra que ha puesto es la de Ronald Reagan. “Te dan a elegir entre ocho o nueve cuando llegas”.

Después muestra a cámara la carta que le dejó el presidente Obama en el despacho, una tradición de presidente a presidente. Sin leer la carta, Trump asegura que es “bonita”, “hay muchas frases muy bien escritas, muy meditadas”. “Le llamé y le di las gracias por los pensamientos que puso en esa carta”.

En cuanto al contenido de la entrevista, Trump habla en su estilo de la campaña, con frases inconexas que no acaban, en una especie de charla continua en la que va saltando de una cosa a otra. Su primera entrevista como presidente es exactamente igual que las que daba al principio de la campaña de primarias. Estas algunas ideas clave:

Sobre el muro con México: “Seremos reembolsados más tarde por alguna transacción que hagamos con México. Podría esperar un año para construir el muro, pero quiero construirlo”.

Sobre la negativa de Peña Nieto al respecto: “Tiene que decir eso. Pero te estoy diciendo que habrá un pago. Será de una forma quizás complicada (…) Creo que será bueno para los dos países y que la relación será mejor de lo que ha sido nunca”.

Cuándo se construirá el muro: “Tan pronto como se pueda (…) Diría que en meses. La planificación empezará inmediatamente”.

Sobre los inmigrantes que llegaron de niños o dreamers: “Están aquí ilegalmente. No deberían estar muy preocupados. Yo tengo un gran corazón. Vamos a hacernos cargo de todo el mundo (…) sacaremos una política sobre eso en las próximas cuatro semanas”.

Sobre los supuestos 3 millones de votos ilegales: “Bueno, lo vamos a averiguar. Pero podría ser eso, por supuesto (…) Tienes gente registrada que está muerta, que son ilegales. Gente registrada en dos estados, que votan dos veces. Hay millones de votos, en mi opinión (…) Ninguno de esos votos fue para mi. Todos votaron por Hillary”.

Sobre su visita a la CIA en la que estuvo presumiendo de los asistentes a la inauguración: “Ese discurso fue un exitazo. Si ves la Fox, mira lo que dijo Fox. Dijeron que era un discurso de los grandes (…) Me aplaudieron en pie. Dicen que es la mayor ovación en pie desde que Peyton Manning ganó la Super Bowl y dicen que fue igual”.

Sobre su jefe de prensa regañando a la prensa por decir que en la inauguración había menos gente que en la de 2009: “No voy a permitir que gente como usted menosprecie a los que vinieron a Washington de lejos porque les gusto (…) Creo que usted hace de menos en la forma en que está hablando. Y por eso creo que mucha gente le ha dado la espalda a usted y a muchos otros y tiene un índice de aprobación del 17%, que es bastante malo”.

Sobre el uso de la tortura: “He hablado con oficiales de inteligencia. Y son grandes partidarios de, por ejemplo, waterboarding. Porque dicen que funciona. Funciona”.

Sobre si prohibir la entrada a musulmanes creará más conflicto: “Yo sé que tú eres un tipo sofisticado. El mundo es un desastre. El mundo ya está tan cabreado como se puede estar. ¿Qué? ¿Crees que esto va a causar más enfado? El mundo es un lugar enfadado”.

Sobre las críticas: “No los llamo críticos. Los llamo tontos”.

Más información