Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expulsado un líder de AfD de un acto oficial para conmemorar el Holocausto

El Parlamento regional de Turingia prohíbe la entrada a Björn Höcke, que aseguró que el memorial de las víctimas del genocidio en Berlín es una “vergüenza para el país”

El líder regional de Alternativa para Alemania (AfD) en Turingia, el 18 de enero en Erfurt.
El líder regional de Alternativa para Alemania (AfD) en Turingia, el 18 de enero en Erfurt. AP

Björn Höcke, jefe del grupo parlamentario del partido Alternativa para Alemania (AfD) en el Parlamento regional de Turingia, sufrió este viernes el desprecio de sus colegas parlamentarios y también el de las autoridades que administran el campo de concentración de Buchenwald. Höcke, que escandalizó al país la semana pasada cuando señaló que el memorial que recuerda las víctimas del Holocausto en Berlín representaba una “vergüenza para el país”, fue expulsado de la Cámara, que rindió un homenaje a las víctimas y tampoco pudo ingresar al campo, donde sobrevivientes y autoridades locales se reunieron para recordar a las víctimas.

El jueves pasado la fundación que administra el antiguo campo de concentración ubicado a las afueras de Weimar comunicó a Höcke que no “era bienvenido” al acto que tuvo lugar este viernes, a causa de su polémico discurso. En un comunicado, la fundación precisó que no excluía a ninguna persona, sino comportamientos, e invitó al diputado a visitar el campo en otra ocasión para que pudiera informarse de las “devastadoras consecuencias” de la política del régimen nazi.

Este viernes, el presidente del Parlamento regional, el democratacristiano, Christian Carius, le pidió a Höcke de abstenerse de participar en el homenaje que tuvo lugar en el Parlamento y le señaló que su presencia podía ser interpretada como una “provocación”. Aun así, Höcke se presentó en el hemiciclo, pero optó por retirarse de la sala.

El diputado, que podría ser expulsado de las filas de AfD, si prospera una petición de la dirección del partido, después de abandonar el Parlamento, se dirigió a Weimar para estar presente en la segunda ceremonia del día, sin darle importancia a la advertencia que había recibido en la víspera. Las autoridades del campo, para impedir la presencia del diputado pidieron ayuda a la policía y también congregaron a varios voluntarios que tenían la misión de prohibirle la entrada al campo.

Cuando Höcke llegó a la entrada principal del campo, donde murieron unas 250.000 personas, un voluntario le mostró un documento donde se le prohibía la entrada. Después de leerlo, el diputado dio media vuelta y se marchó.

Los incidentes en Erfurt, la capital del Estado federado y en Buchenwald, protagonizados por el político de Afd, ensombrecieron los actos de una jornada que tiene una amplia repercusión en el país y que se celebra para recordar la liberación de Auschwitz y, al mismo tiempo, para rendir un homenaje a las víctimas del Holocausto

La ceremonia principal se llevó a cabo en Berlín, donde, en presencia de la canciller Angela Merkel y del presidente, Joachim Gauck, el Parlamento Federal se reunió para inclinarse ante el recuerdo, no solo de las víctimas que murieron en los campos de concentración, sino también a unas 300.000 personas enfermas y minusválidas que fueron asesinadas por los nazis para mantener la pureza de la raza aria.

Más información