Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué dice y a quién afecta la orden de restricciones migratorias en Estados Unidos

La medida deja en el limbo a inmigrantes de Irán, Irak, Somalia, Sudán, Libia y Yemen, incluso con Green Card, y suspende indefinidamente la entrada desde Siria

Una mujer musulmana reza durante una protesta en Nueva York, el viernes.
Una mujer musulmana reza durante una protesta en Nueva York, el viernes. AP

La orden ejecutiva dictada por el presidente Donald Trump el viernes prohíbe la entrada en Estados Unidos de ciudadanos de una serie de países de mayoría musulmana y limita la concesión de visados en general. La orden provocó indignación en países de mayoría musulmana, caos en los aeropuertos y aerolíneas que no sabían bien a qué atenerse y desolación entre grupos de inmigrantes y refugiados. El lenguaje de la orden ejecutiva es preciso en unos puntos e interpretable en otros, lo que dio lugar a una sensación de improvisación y arbitrariedad en su aplicación. Cuando el abogado de un ciudadano iraquí retenido en el aeropuerto de Nueva York preguntó a los agentes de Aduanas con quién podía hablar sobre el caso le contestaron: “Llame al señor Trump”.

El texto de la orden no había sido publicada aún en la página web de la Casa Blanca a mediodía del sábado. Durante todo el viernes, fue ocultada a la prensa. De la publicación en prensa del texto y posteriores comunicaciones por parte de la Casa Blanca, se deduce que estos son los grupos afectados por la acción de Trump:

- Se suspende la emisión de visados a “países especialmente preocupantes”. La orden no dice cuáles son. La Casa Blanca ha dicho extraoficialmente que son Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen.

- La suspensión dura 90 días desde el viernes.

- La suspensión afecta también a los que son residentes permanentes, es decir que tienen una Green Card, según comunicó la Casa Blanca el sábado.

- La medida ha dejado a cientos de miles de inmigrantes de esos países sin saber si pueden ir a visitar sus países de origen, si pueden volver a su casa en Estados Unidos en caso de estar fuera en el momento en que se dictó la orden, o si les pueden visitar sus familiares.

- Quedan excluidos los que viajan con visado diplomático, visados para la OTAN o la ONU, y visados tipo G-1, G-2, G-3 y G-4, básicamente otros tipos de visados diplomáticos.

- En 60 días, el secretario de Seguridad Nacional informará al presidente de cuáles son los países que deben ser vetados, en función de la información que aporten.

- El programa de refugiados queda suspendido por completo durante 120 días hasta que Seguridad Nacional elabore un plan para examinar a los solicitantes.

- El nuevo programa de refugiados priorizará a minorías religiosas perseguidas. Al centrar las medidas en ciertos países musulmanes, se entiende que se refiere a cristianos y judíos.

- Se suspende indefinidamente la entrada de refugiados de Siria.

- Se limita a 50.000 el número de refugiados que pueden entrar en 2017.

- La admisión de refugiados se hará “caso por caso”.

- Se implementará un sistema de reconocimiento biométrico para entrar y salir de Estados Unidos.

- Todos los que pidan un visado de no inmigrante para Estados Unidos deberán pasar por una entrevista. Se elimina la exención de entrevista.

- Se revisarán todos los acuerdos de reciprocidad de visados, para asegurarse de que son “verdaderamente recíprocos”.

- Cada seis meses se harán púbicos informes sobre el número de extranjeros que han tenido alguna relación con el terrorismo, que se han radicalizado, que han cometido “crímenes de honor” contra mujeres, e información sobre el estado migratorio de extranjeros acusados de crímenes graves.