Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

14 miembros de Al Qaeda mueren en un ataque de EE UU en Yemen

El Pentágono admite el fallecimiento de uno de sus soldados en una operación ejecutada con helicópteros y drones

Yemen
Soldados del Ejército yemení patrullan una carretera cerca de la ciudad de Al Mokha. REUTERS

Al menos 14 personas sospechosas de pertenecer a Al Qaeda, entre ellos varios miembros destacados de la red terrorista, y una quincena de civiles murieron este domingo en una incursión estadounidense en Yemen, según el alto mimando militar estadounidense. Fuentes yemeníes elevaron la cifra de milicianos muertos a una treintena. También perdió la vida un soldado de las fuerzas especiales estadounidenses que desarrollaron la operación, mientras otros tres resultaban heridos. Los civiles fallecidos son ocho mujeres y ocho niños, entre ellos una hija del célebre predicador estadounidense de origen yemení Anuar al Aulaki —muerto por un dron estadounidense en Yemen en 2011—, según la familia.

La operación, realizada en una zona rural del centro del país, es la primera de este tipo desde que Donald Trump asumiese la presidencia el 20 de enero.

Decenas de soldados de las fuerzas especiales, transportados en helicópteros, descendieron en la madrugada de ayer sobre la localidad de Yakla, en la zona de Keifa, a unos 270 kilómetros al sureste de la capital, Saná, y atacaron varias casas de supuestos miembros de Al Qaeda, según contaron los vecinos a la agencia Efe.

Antes de la irrupción de los comandos, una veintena de helicópteros Apache y aviones no tripulados habían sobrevolado la zona y bombardeado una escuela, una mezquita y una cárcel, consideradas bases de operaciones terroristas, según varios vecinos. Otros testigos contaron que hubo enfrentamientos entre las fuerzas especiales y los milicianos.

En la operación, que duró casi una hora, perdieron la vida el jefe local de Al Qaeda, Abu Barzan, de nacionalidad extranjera, así como otros tres destacados miembros de la organización, que fueron identificados como Abdelruuf al Dahab, su hermano Sultán al Dahab y Seif al Yufi. Otro miembro de la red terrorista, Abdalá al Dahab, se encuentra desaparecido, y en busca y captura.

El Pentágono considera a Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) la rama más peligrosa de la red terrorista internacional. AQPA dispone en Yakla de dos campos de entrenamiento que se benefician de una orografía montañosa y de difícil acceso.

Tanto Al Qaeda, por medio de su rama local, como el Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés) han aprovechado el deterioro de la seguridad en Yemen debido al enquistado conflicto armado entre las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y los rebeldes Huti para expandirse por áreas del sur del país. En el mandato de Barack Obama, Estados Unidos intensificó los ataques con aviones no tripulados contra presuntos yihadistas en Yemen, así como en Afganistán.

El estadounidense es el único Ejército capaz de lanzar operaciones con drones en la región, lo que hace de forma regular contra supuestos objetivos de AQPA, pero no resultan nada frecuentes las operaciones de infantería o con helicópteros.

Más información