Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ascenso de Steve Bannon

El exdirector de Breitbart ocupará un puesto en el Consejo de Seguridad Nacional por orden ejecutiva del presidente

Stephen Bannon, el exdirector de la web Breitbart News y asesor del presidente Donald Trump, ocupará un puesto en el Consejo de Seguridad Nacional. Bannon, cuya publicación ha difundido ideas de la derecha supremacista más radical, tendrá así un puesto permanente en el órgano que asesora a Trump en materia de seguridad nacional, política exterior y lucha antiterrorista. Al mismo tiempo, Trump ha degradado al Director Nacional de Inteligencia y al Jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército, cuyas responsabilidades han sido reducidas.

Steve Bannon
Trump con Bannon la semana pasada. AFP

El nombramiento del asesor más controvertido de Trump estaba incluido en la orden ejecutiva firmada por el presidente este sábado para reorganizar el Consejo de Seguridad Nacional. El Director Nacional de Inteligencia y el Jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército solo acudirán a las reuniones correspondientes a sus áreas, a pesar de que en Administraciones anteriores participaban en todos los encuentros. El grupo está liderado por el general Mike Flynn, uno de los primeros en apoyar a Trump durante las elecciones y ahora también asesor del presidente.

El ascenso de Bannon confirma su enorme influencia en la Casa Blanca de Trump. Se le atribuye la redacción de parte del discurso inaugural, el 20 de diciembre, y la defensa del populismo y el nacionalismo como ejes ideológicos de la presidencia.

Bannon, responsable de la campaña electoral del republicano, ha defendido públicamente posturas en contra de los musulmanes y es el estratega detrás del veto migratorio aprobado por el presidente el pasado viernes, según fuentes consultadas por CNN. Estas fuentes aseguran que habría ignorado recomendaciones del Departamento de Seguridad Nacional para excluir desde un principio a los residentes legales que hayan nacido en uno de los países vetados.

Las fuentes republicanas de CNN aseguran que Bannon “dio las órdenes” acerca de si el decreto presidencial afectaría a personas en posesión de una green card o permiso de residencia. Se trata del apartado que más confusión ha creado en los aeropuertos durante las últimas 48 horas, ya que obliga a someterse a un “veto extremo” a residentes legales a los que la firma del decreto ha sorprendido en su país de origen, a pesar de que pueden haber vivido y trabajado en EE UU desde hace más de una década.

La orden de Trump afirma que “las amenazas de seguridad a las que se enfrenta Estados Unidos en el siglo XXI trascienden las fronteras internacionales. En consecuencia, las estructuras para la toma de decisiones del Gobierno y los procesos para responder a estos desafíos deben mantenerse igualmente flexibles”. El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, defendió este domingo en televisión que Bannon “ha sido un oficial de la marina” y que merece el puesto porque “tiene un conocimiento tremendo del mundo y de la situación geopolítica actual”.

Más allá de esa experiencia, Bannon es también el asesor cuyo nombramiento, incluso en el momento de convertirse en director de la campaña de Trump, causó estupor entre muchos estadounidenses. Bannon dirigía la web Breitbart News, fuente de informaciones antisemitas, xenofóbicas y misóginas que se ha consolidado entre las publicaciones más conservadoras de EE UU.

Breitbart News se presentó bajo la dirección de Bannon como la plataforma de consagración de la alt-right, la derecha alternativa que ha encontrado en Internet un nuevo catalizador de su causa supremacista. La web ha difundido desde algunos de los mayores bulos que circularon durante las elecciones hasta mentiras como la supuesta celebración de musulmanes en Nueva Jersey tras los atentados del 11 de Septiembre de 2001, una información que compartió Donald Trump en su cuenta de Twitter.

Susan Rice, asesora de Seguridad Nacional en la Administración Obama, calificó la decisión de “locura” en un mensaje en Twitter en el que también preguntó retóricamente: "¿Para qué necesitamos el asesoramiento del Ejército o Inteligencia?” La exembajadora de EE UU ante Naciones Unidas reenvió un mensaje de otro usuario en el que se afirma que “a Trump le gusta tanto el ejército que les ha expulsado del Consejo de Seguridad Nacional y ha puesto a un Nazi en su lugar”.

Esta semana, Bannon realizó uno de sus ataques más directos contra la prensa estadounidense al declarar a The New York Times que son "el partido de la oposición" y que "deberían mantener la boca cerrada". El asesor del presidente afirma que los medios "elitistas" se equivocaron al no anticipar la victoria de Trump en las elecciones.

Más información