Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escándalo en Argentina: 20 policías expulsan a tres mujeres por hacer topless en una playa

Los agentes amenazaron con "llevarlas presas" en medio de una gran discusión que acabó con las mujeres abandonando el lugar

Topless en Necochea

Una de las mayores discusiones en Argentina se basa en saber qué cultura pesa más, la española o la italiana. Y siempre hay división de opiniones. Pero en cuestión de costumbres sociales, sobre todo las vinculadas a la mujer, parece evidente que Italia pesa mucho más. Una de las cosas que más llama la atención en las playas argentinas es que, pese a que los bañadores son minúsculos, no existe el topless tan habitual en España hace años   pero que genera polémica en varios países de América, incluido EEUU, y que en Italia solo llegó después de una gran debate y aún genera controversia. Tres mujeres trataron de ejercerlo en una conocida playa de Buenos Aires, en Necochea, y fueron denunciadas por otros bañistas que llamaron a la policía. Los agentes presionaron de todas las maneras posibles a las tres mujeres, que defendían su derecho a tomar el sol sin la parte de arriba del bikini de la misma manera que los hombres. "Machistas", gritaban ellas una y otra vez a quienes les criticaban.

En medio de una tensión creciente, con bañistas que se sumaban al debate a favor y en contra de las mujeres, los agentes llegaron a amenazarlas con "llevarlas presas" si insistían en tomar el sol con las tetas al aire. Las mujeres defendían su derecho, y encontraron múltiples apoyos. Pero otros exigían que las echaran y poco a poco fueron apareciendo más policías, al final eran una veintena, con seis coches patrulla desplazados, y cada vez más agresivos. En todo momento calificaban a las mujeres de "nudistas" y les exigían que se fueran a playas especiales, cuando ellas nunca descubrieron más que la parte de arriba. "Son tetas, como las que te dieron de comer cuando eras chico", le espetaba una de ellas a uno de los policías.

Al comprobar que el asunto se ponía cada vez más complicado, los policías amenazaban con sacar las esposas y algunos bañistas ya estaban a los gritos pidiendo que las llevaran al calabozo, las mujeres se rindieron. "Para alegría de los tetafóbicos, nos vamos de esta playa fascista", clamaron antes de marcharse. Todo quedó grabado en un vídeo que ha generado una gran polémica en el país austral, que llega al debate del topless muchos años después que otras naciones aunque poco a poco parece abrirse paso.

El alcalde de Necochea, Facundo López, se colocó del lado de las bañistas expulsadas. "Todos sabemos que es una contravención, pero no es un hecho tan grave como para que suscite todo lo que se generó alrededor. La ley es obsoleta, estoy dispuesto a que se modernice. Es necesario tener la mente abierta", señaló. Basta ver los comentarios en las redes a sus declaraciones para notar que aún queda mucho camino por recorrer para eliminar el machismo en Argentina.

El asunto del machismo de la sociedad argentina está en plena ebullición. Y por primera vez se escuchan voces críticas. Aún así es frecuente oir frases en la radio que serían impensables en cualquier programa en Europa. En cuanto se desató la polémica del topless, se escucharon rápidamente argumentos en contra en las principales radios del país y uno de los comentaristas más conocidos, el escritor Federico Andahazi, comparó la situación de las playas argentinas con las europeas, donde es frecuente ver a hombres y mujeres completamente desnudos. Y dijo que a él le resultaba desagradable porque alguno de esos cuerpos no eran nada bellos. "Si voy a ver cuerpos desnudos quiero que sean lindos", llegó a decir.

Algunas mujeres están organizando marchas para el 7 y el 11 de febrero, denominadas "el tetazo", para reivindicar el topless en las playas argentinas. Habrá que ver cuántos policías se destinan para impedirlas.