Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE solo ha repartido el 7% de los refugiados previstos para octubre

Bruselas estudiará posibles procedimientos de sanción en marzo

Un grupo de demandantes de asilo protesta en el campo de Elinikón (antiguo aeropuerto de Atenas), utilizado como centro de acogida. EFE

Europa se resiste a repartirse los refugiados que le corresponden. Los países miembros solo se han distribuido el 7% de los 160.000 demandantes de asilo que acordaron acoger desde Grecia e Italia, los países más presionados por las llegadas. Casi un año y medio después de adoptar ese compromiso (en una primera tanda de 40.000 y otra segunda de 120.000), cuyo vencimiento se fijaba para el próximo octubre, las cifras son aún muy bajas, según los datos que ha presentado este miércoles la Comisión Europea, que abarcan hasta el 7 de febrero.

En un momento en que el mundo reprueba el veto estadounidense a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, la solidaridad interna de la UE respecto a los refugiados deja mucho que desear. Los 25 países con obligación de aplicar las cuotas comunitarias (todos menos Grecia e Italia, que son los que envían algunos de sus refugiados al resto, además de Reino Unido y Dinamarca, que están exentos de cumplir las políticas de interior) solo han aceptado 11.966 solicitantes de asilo, de acuerdo con las últimas cifras. Como en anteriores ocasiones, Francia continúa a la cabeza, con 2.727 reubicaciones, seguida de Alemania, con 2.042. España ocupa el sexto puesto (por detrás de Portugal), al haber acogido a 744 refugiados desde el inicio del programa. Esa cifra representa el 5% de los compromisos que adquirió respecto a Italia y el 9% de los de Grecia.

Cuando la llegada de refugiados asfixiaba a Grecia y en menor medida a Italia, la UE acordó, por mayoría cualificada, realizar una mínima redistribución desde esos dos países al resto y también desde Hungría, que rehusó participar como país emisor y receptor de extranjeros. El resultado queda muy por debajo de las expectativas del pacto adoptado en septiembre de 2015. Tres países (Austria, Hungría y Polonia) no han acogido a un solo refugiado y la mayoría lo hace con cuentagotas.

Decisiones en marzo

Tras meses de letanía apelando a los Estados miembros para que hagan más, el Ejecutivo comunitario recuerda que tiene en su mano los procedimientos de infracción y se fija el horizonte de marzo -cuando se publique el décimo informe sobre el cumplimiento de este acuerdo- para tomar una decisión. De momento, no parece la opción preferida. "Podríamos aplicarlos, pero me pregunto si eso ayudaría a los refugiados", ha reflexionado el vicepresidente y número dos de la Comisión, Frans Timmermans. El mandatario insta a los países más cumplidores a presionar a los que hacen menos: "Es muy injusto dejar toda la carga a Italia y Grecia".

Un procedimiento de sanción es, por ahora, complejo. En primer lugar porque, con el acuerdo en la mano, aún quedan unos meses para cumplir lo pactado, aunque el ritmo mantenido hasta ahora aleja del todo ese escenario. Y en segundo lugar porque el incumplimiento es generalizado, lo que indica que ningún país acoge de buena gana esta política. De alguna manera, tanto Comisión Europea como Alemania, principal impulsora del reparto, dan por superada la redistribución y en su lugar priman incentivar a los países vecinos para evitar la travesía de migrantes hacia las costas europeas.

Más información