Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
MUNDO GLOBAL

El nepotismo desenfrenado del presidente de Angola (que se va después de 38 años)

Tres de sus hijos controlan petróleo, diamantes, telecomunicaciones, banca y televisión de Angola

Isabel Dos Santos con su marido Sindika Dokolo.
Isabel Dos Santos con su marido Sindika Dokolo.

Lo anunció tantas veces que ya nadie se lo creía; pero parece verdad, Eduardo dos Santos dejará la presidencia de Angola en septiembre después de 38 años en el poder. Para llegar a tal convicción, su partido, el MPLA ha tenido que publicar las listas de los candidatos que concurrirán a las elecciones de agosto; en ellas no aparece el actual presidente del país, ni siquiera como reserva.

Según la Constitución de 2010, el presidente sale de primero de la lista nacional —hay otras para diputados provinciales— más votada y el vicepresidente, del segundo puesto. Esos privilegiados corresponden al actual ministro de Defensa, João Lourenço, y su vicepresidencia al general y ministro de Administración territorial, Bornito de Sousa (que supervisa el proceso electoral).

La última mujer del mandatario y una hijastra son candidatas a las elecciones legislativas de agosto

Dos Santos, pues, dejará el poder y dejará que su récord de mandato sea sobrepasado por el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, en el trono desde agosto de 1979. La retirada de Dos Santos no significa que la familia abandone el poder. La última esposa de Dos Santos, Ana Paula, es la 17ª de la lista, y muy mal tienen que ir las cosas para que no consiga escaños por el MPLA, partido que ha gobernado el país desde su independencia en 1975; por si acaso, Ana Afonso Dias, esposa de Lourenço, sucesor de Dos Santos, va en noveno lugar.

También va en las listas otro de los hijos reconocidos de Dos Santos. Welwitschia es hija de una de sus cinco mujeres y se dedica a la industria de la televisión. Ocupa el puesto 80º de la lista. En 2012 salieron elegidos 94 diputados del MPLA.

Dos hijos son y seguirán siendo fundamentales en la estructura económica del país: la primogénita, Isabel Dos Santos, 44 años de edad, un año sí y otro no, elegida la mujer más rica de África. Dirige la empresa estatal del petróleo Sonangol (primera fuente de ingresos del país), posee la primera telefónica privada del país (Unitel) y el primer banco privado del país (BFA), aparte de sus posesiones en la banca y las comunicaciones portuguesas. Los diamantes, segunda fuente de ingresos del país, también son controlados entre ella y su marido, Sindika Dokolo.

El segundo hijo más viejo, José Filomeno Dos Santos, también tiene otra telefónica, Movicel, en competencia con sus hermanastros Isabel (Unitel) y Danilo (socio de Angola Telecom); pero la principal misión de Filomeno son las finanzas públicas. Creó el Kwanza Invest, correa de transmisión de inversiones extranjeras y ahora dirige el Fondo Soberano del país, con unas reservas de 5.000 millones de dólares.

Aunque parezca que son muchos Dos Santos, es solo un espejismo. En realidad hay muchos más, pero el patriarca se va y deja sin colocar a tres de sus retoños, Houston, Eduardo y Joseana, aún en edad escolar. ¡Qué va a ser de ellos!