Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel da un portazo al expresidente peruano Toledo

El político es acusado por la justicia de su país de haber cobrado 20 millones de dólares en comisiones de la empresa brasileña Odebrecht

Caso Odebrecht
El expresidente de Perú Alejandro Toledo, y su esposa, Eliane Karp, en un acto en Irlanda en 2014. Getty Images

El Gobierno de Israel anunció este domingo que negará la entrada en su territorio al expresidente de Perú Alejandro Toledo, acusado por la justicia de su país de haber cobrado 20 millones de dólares en comisiones de la empresa brasileña Odebrecht por la adjudicación de las obras de una carretera bajo su mandato (2001-2006). Fuentes diplomáticas aseguraron que “Toledo solo podrá entrar en Israel cuando tenga sus asuntos en regla en su país”.

El caso Odebrecht, uno de los mayores escándalos de corrupción con ramificaciones en América Latina, extiende sus efectos hasta Oriente Próximo.Amparado por el anonimato, un alto cargo del Ministerio del Interior en Lima citado por Reuters había revelado en la madrugada del sábado que el expresidente peruano iba a viajar desde San Francisco —donde tiene su residencia, en calidad de profesor asociado en la Universidad de Stanford—, hasta Tel Aviv.

Según esta versión, Toledo había reservado pasajes en un vuelo de la compañía estadounidense United Airlines después de que las autoridades de Washington declinaran atender la petición del Gobierno de Lima para detenerlo. Actualmente, Toledo tiene la condición de residente en los Estados Unidos, y para su detención hace falta el pronunciamiento de un juez federal, lo que tomaría algunos días.

Este jueves, un juzgado de Lima aceptó un pedido fiscal de 18 meses de prisión preventiva en contra de Toledo. Esta decisión vino acompañada por una notificación roja de la Interpol, que se activó en 190 países. Perú y EE UU han suscrito un tratado bilateral de extradición, pero Israel no ha firmado un convenio para la entrega automática a las autoridades peruanas de fugitivos de la justicia.

Toledo alcanzó notoriedad en los años finales del fujimorismo, enarbolando en su país las banderas de la democracia y la honradez. El Gobierno de Lima ha ofrecido ahora una recompensa de 100.000 soles (unos 30.000 dólares) por cualquier información que conduzca a su captura. 

Fuentes diplomáticas israelíes confirmaron finalmente en la noche del domingo que Toledo y su mujer no viajaban en el citado vuelo, que aterrizó en el aeropuerto internacional David Ben Gurion en torno las 21.00. Su esposa, Eliane Karp, judía de origen belga, dispone de pasaporte israelí desde hace dos años.

“En caso de que llegue a Israel, el expresidente será retenido en la zona internacional de la terminal hasta que embarque en otro vuelo de salida. Su esposa no tiene pendiente ningún cargo”, puntualizaron las fuentes diplomáticas consultadas en el Estado hebreo.

Las investigaciones en Perú han llevado a Toledo a figurar en la lista de delincuentes más buscados del país, según ha informado la edición América de EL PAÍS. El Ministerio del Interior peruano intentó localizarlo primero en Francia y luego en Estados Unidos. Pero en palabras del ministro Carlos Basombrío, ahora mismo su paradero es desconocido.

Conexión familiar

Los sobornos a Toledo en el caso Odebrecht tienen su origen en la licitación de la vía Interoceánica Sur, que une Perú y Brasil. Al expresidente se le imputan ahora los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos.

El hombre de negocios israelí Josef Maiman ha sido acusado por la fiscalía peruana de haber actuado como intermediario en el pago de los sobornos de Odebrecht a Toledo. El expresidente habría recibido los sobornos a través de tres cuentas bancarias de Maiman en Londres, en las que se han hallado unos nueve millones de dólares.

Hay constancia también de las transferencias efectuadas a Ecoteva, una empresa constituida por Eva Fernenbug, suegra del expresidente. En una de las primeras versiones que Toledo ofreció sobre el origen de los fondos que le permitieron adquirir varias propiedades inmobiliarias, insistió en que procedían de la madre de su esposa.Se trataba, dijo, de las compensaciones que había recibido Fernenbug como superviviente del Holocausto.

El antiguo mandatario peruano ha viajado en numerosas ocasiones a Israel, a veces para pasar temporadas en la costa mediterránea. Toledo ha ejercido también como miembro del consejo de la fundación que gestiona el Centro Simón Peres por la Paz situado en Jaffa, ciudad aneja a Tel Aviv.