Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump defiende que las redadas contra inmigrantes significan que ha cumplido su promesa electoral

El mandatario republicano justifica como una medida de seguridad el operativo que derivó esta semana en la detención de cientos de indocumentados

Manifestación en Chicago contra la política migratoria de Trump. AFP

Apenas un día después de concluir el primer operativo de inmigración del gobierno de Donald Trump con redadas en seis Estados y cientos de detenidos, el presidente de Estados Unidos defendió que se trata del cumplimiento de una de sus promesas electorales. Trump declaró a través de Twitter que es “simplemente” una campaña “contra los ilegales criminales”, vinculando una vez más la inmigración ilegal con la violencia en el país.

“Estamos expulsando a miembros de bandas organizadas, traficantes de drogas y demás”, escribió el presidente poco después de las seis de la mañana, hora local. Trump se encontraba en ese momento en su residencia en Mar-a-Lago (Florida), donde ha pasado el fin de semana junto al primer ministro japonés, en visita oficial al país.

Tanto el mandatario republicano como su equipo de gobierno han vinculado en repetidas ocasiones la inmigración ilegal, así como la presencia de más de 11 millones de indocumentados en el país, con la violencia. La retórica de Trump utiliza indistintamente “criminales” o “ilegales” para referirse a los indocumentados. En otras ocasiones, como los republicanos más conservadores, habla de “extranjeros” sin especificar si su presencia en EE UU es legal o no.

El pasado 26 de enero, esa retórica se convirtió en ley al aprobar una orden ejecutiva que amplía las categorías de indocumentados que pueden ser deportados. Las primeras consecuencias llegaron esta pasada semana con el lanzamiento de un operativo con redadas en hasta seis Estados de diferentes regiones del país y que se han saldado con la detención de cientos de indocumentados.

Trump también dedicó un mensaje a Stephen Miller, asesor en política migratoria y que este domingo acudió a varias cadenas de televisión para respaldar el trabajo del presidente. “Gran trabajo”, escribió el republicano poco después de una de sus apariciones. Miller reiteró que la Administración Trump está concentrada en “salvar vidas estadounidenses” y en garantizar la seguridad pública. “Y no vamos a pedir perdón por ello”, declaró.

“¿Qué le dirías a una persona que perdió a un familiar porque un inmigrante ilegal, que había sido deportado dos veces y condenado por un delito pudo volver a entrar al país porque no se le consideraba una prioridad?”, preguntó Miller retóricamente durante su entrevista. “¿Les dirías que lo sientes, que tu escala de prioridades no estuvo a la altura?”.

Más información