Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición ecuatoriana agita las sospechas de fraude

La OEA y Unasur piden actuar con prudencia y tranquilidad hasta conocer los datos definitivos

Ecuatorianos protestan frente al Consejo Nacional Electoral. En el vídeo, declaraciones del presidente del organismo. FOTO José Jácome EFE | VÍDEO EFE

Los ecuatorianos esperan los resultados de las elecciones presidenciales celebradas el domingo entre protestas y llamamientos a la calma. El retraso previsto de tres días en el escrutinio de los votos y la incertidumbre sobre la celebración de una segunda vuelta ha aumentado la tensión en el país andino entre los principales candidatos, el sucesor de Rafael Correa, Lenín Moreno, y el conservador Guillermo Lasso, y los simpatizantes de sus formaciones políticas. Desde la noche del domingo se han producido concentraciones en Quito y en Guayaquil ante las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE), la autoridad garante de los comicios. Este lunes el presidente de ese organismo, Juan Pablo Pozo, ha anunciado que los datos finales se conocerán no antes del miércoles y ha enmarcado la demora en fallos formales de carácter administrativo.

No obstante, ese anuncio ha provocado las suspicacias de líderes opositores. “Huele mal eso. ¿Cómo se van a demorar tres días por un 12%, cuando ayer [por el domingo] en dos horas, o en media hora, ya tenían escrutados un 12%?”, se preguntó Lasso. En la noche de este lunes, el escrutinio seguía avanzando despacio. Con más del 90% de los sufragios escrutados, Moreno, a la cabeza, alcanzaba el 39,06%, unas décimas menos del umbral necesario para ganar las elecciones en primera vuelta. Lasso, su principal competidor, tenía más del 28,4%. Los dirigentes de la oposición ecuatoriana han advertido de que supervisarán el proceso hasta el final para evitar que se produzca algún fraude en el escrutinio.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, del Partido Social Cristiano, llamó a manifestarse si fuera necesario. “Desde hoy mismo vamos a promover una gigantesca movilización para, de ser necesario, defender la democracia en las calles”, escribió en su cuenta de Twitter. Nebot sugirió que, en su opinión, podría consumarse un fraude en el escrutinio, pero no llegó a asegurarlo. “Los rumores de fraude electoral están por doquier, pero el fraude aún no se ha consolidado, ni permitiremos que se consolide”, dijo. Le contestó Moreno interpretando esas palabras como un llamamiento a la violencia. “Eso no se lo puede tolerar, somos un país de paz, hemos aprendido a vivir en paz y queremos continuar así”, declaró el candidato del Movimiento Alianza PAÍS a la agencia oficial, Andes.

En este contexto, organismos internacionales como la Organización de los Estados Americanos (OEA) y Unasur han pedido seguir el escrutinio con tranquilidad y esperar a los resultados oficiales. “La OEA invita a las fuerzas políticas a actuar con prudencia y responsabilidad hasta el reporte de los últimos resultados. La ley electoral ecuatoriana contiene procedimientos para ventilar los reclamos por la vía jurídica. Es fundamental brindar a la ciudadanía información veraz, oportuna y objetiva proveniente del CNE”, señala la organización en un comunicado.

También la misión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) ha querido lanzar un mensaje en ese sentido. “El Representante Especial de la Misión Electoral de Unasur, antes de dejar Ecuador, desea transmitir al pueblo ecuatoriano un mensaje de tranquilidad, paz y esperanza. Como afirmó previamente, el día de hoy, luego de la jornada electoral, es importante que los ecuatorianos continúen transitando el camino que los conduce como una gran familia”, recoge otra nota. “Por ello, invita a la población a mantener la calma hasta tanto concluya, como lo ha explicado el CNE, el recuento de los votos, que en definitiva son la garantía para la decisión que adoptará el pueblo ecuatoriano”.

Más información