Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido de Correa pierde poder en el Parlamento de Ecuador

El Movimiento Alianza PAÍS podría rondar los 70 escaños en la Asamblea de Ecuador. En 2013 tuvo 100

El candidato de Rafael Correa, Lenín Moreno. REUTERS

El retraso en el escrutinio de los votos de las elecciones presidenciales en Ecuador no ha impedido que las voces del oficialismo celebren haber alcanzado la mayoría del reparto del Parlamento del país. Con los datos provisionales, el Movimiento Alianza PAÍS sería el partido con más representación de la Asamblea Nacional. Aun así, perdería poder. El presidente en funciones, Rafael Correa, en los mensajes que habitualmente escribe en redes sociales cada lunes, lanzó: “Hemos obtenido mayoría absoluta en la asamblea. Cerca de 75 asambleístas [de 137]”.

La tendencia es irreversible, aunque Fausto Camacho, del Observatorio Electoral, asegura que cada una de las provincias debe proclamar sus resultados finales antes de cantar victoria. “Correa no puede anunciar ganadores, donde está la independencia de funciones”, dijo sobre el triunfalismo que el mandatario saliente ha mostrado en las redes. El legislativo ecuatoriano está compuesto por 137 asambleístas (designados mediantes los métodos Webster y D'Hondt). En las elecciones de 2013, la formación de Correa obtuvo 100 escaños. Esto permitió a Alanza PAÍS aplicar el rodillo parlamentario a la hora de aprobar leyes. Una de las primeras que se aprobó sin mayores contratiempos fue la Ley de Comunicación, que ha sido calificada como “ley mordaza” por organismos internacionales.

En esta legislatura, el Movimiento CREO, la agrupación de Guillermo Lasso, es la segunda fuerza política en la asamblea y según los cálculos provisionales obtendría unos 30 asambleístas. El Partido Social Cristiano, de Cynthia Viteri, ocupará el tercer lugar, y el resto de tiendas políticas tendrán una participación minoritaria.

Mauricio Alarcón, miembro de la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios) asegura que “el legislativo está perdido” y aunque rebaja a 72 los escaños que se llevaría Alianza PAÍS, concluye que será "una asamblea en manos brutas del oficialismo, con pocos chances de hacer algo democrático”.

Polibio Córdoba, de la encuestadora Cedatos, en días pasado ya vaticinó a EL PAIS que el oficialismo no repetiría la mayoría que ahora tiene en el legislativo, lo que obligaría a los diferentes movimientos a unirse y “tener un bloque fuerte de la oposición”. Con estas circunstancias resulta improbable que pasen las reformas tributarias y las derogaciones de leyes que propuso la oposición en la campaña electoral. Y aquí otro escenario: si la oposición (encarnada por Guillemo Lasso) llega a arrebatar el Ejecutivo al oficialismo, el nuevo presidente tendría al legislativo en contra y, en opinión de Alarcón, podría darse una muerte cruzada. Pero todo queda en el territorio de las posibilidades, hasta que la autoridad electoral los resultados oficiales.

os oficiales.

Más información