Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las fuerzas iraquíes arrebatan al ISIS el control del aeropuerto de Mosul

El aeródromo es el primer enclave que toma Bagdad en el oeste de la ciudad-bastión de los yihadistas

Una columna de humo se levanta junto al aeropuerto de Mosul, en plena ofensiva de las fuerzas iraquíes contra el Estado Islámico.
Una columna de humo se levanta junto al aeropuerto de Mosul, en plena ofensiva de las fuerzas iraquíes contra el Estado Islámico. AFP

Las fuerzas iraquíes han recuperado este jueves el aeropuerto de Mosul, según ha informado la televisión estatal que mostraba a soldados haciendo el gesto de la victoria y ondeando la bandera nacional. La toma del aeródromo y de una base militar cercana, ambos en manos del Estado Islámico (ISIS) desde junio de 2014, constituye un paso significativo en la ofensiva para expulsar a ese grupo del oeste de Mosul iniciada el pasado domingo. Sus milicianos se han agrupado en la zona vieja de la ciudad, en la margen derecha del Tigris, desde que las tropas gubernamentales reconquistaron la parte oriental en enero.

Se ha tratado de una operación en dos frentes. Mientras las Fuerzas de Intervención Rápida (unidades de élite del Ministerio del Interior) avanzaban sobre el aeropuerto, situado al suroeste de Mosul, los miembros del Servicio Antiterrorista han atacado la base de Ghazlani, un poco más al oeste. Aunque ambas instalaciones se encuentran muy dañadas por los bombardeos previos, los responsables militares confían en que les sirvan de rampa de lanzamiento en esta segunda fase de la campaña para arrebatar al ISIS la que fuera la segunda ciudad más populosa de Irak.

Los relatos de periodistas iraquíes que acompañan a las tropas dan cuenta de la explosión de varios coches bomba e incluso algún dron bomba. No obstante, el rápido avance de los uniformados, que se hicieron con el aeropuerto en apenas cuatro horas, señala que no han encontrado excesiva resistencia. Como sucediera antes en el noreste de la ciudad, el reto ahora es asegurar y limpiar de trampas explosivas el terreno conquistado.

Mapa de los avances iraquíes contra el ISIS en Mosul pulsa en la foto
Mapa de los avances iraquíes contra el ISIS en Mosul

Fuerzas especiales norteamericanas observaban el avance de las tropas iraquíes desde vehículos blindados en las proximidades del aeropuerto, según informa Reuters. Estados Unidos, que encabeza una coalición de sesenta países contra el ISIS, no sólo facilita apoyo aéreo al Ejército iraquí, sino que ha enviado a unos 450 asesores militares para que colaboren en la planificación de las operaciones sobre el terreno.

A pesar de que las zonas adyacentes al aeropuerto y la base no están tan pobladas, decenas de personas han aprovechado la llegada de los soldados gubernamentales para escapar del ISIS. Los jefes militares temen que la batalla que espera a partir de ahora sea mucho más difícil, ya que los carros de combate y otros blindados no pueden adentrarse en las callejuelas de la parte vieja de Mosul. Además, los yihadistas han excavado una red de túneles que les permite esconderse de los bombardeos.

La ONU estima que aún quedan unos 750.000 habitantes en la parte oeste de Mosul. Las organizaciones no gubernamentales están especialmente preocupadas por los precedentes en los que el ISIS ha utilizado a civiles como escudos humanos.

Mosul es el último gran bastión del ISIS en Irak. Su pérdida significa un golpe mortal al califato que el líder de ese grupo, Abu Bakr al Baghdadi, proclamó en Irak y Siria en 2014. El Gobierno de Bagdad lanzó una fuerza de 100.000 hombres para reconquistar la ciudad el pasado octubre y, tres meses después, el 24 de enero, anunció la liberación de la orilla oriental. Después de un alto de cuatro semanas, la operación se ha reanudado. Mientras, la coalición internacional intenta también minar la presencia de los yihadistas al otro lado de la frontera, donde aún mantienen el control de Raqqa.

Más información