Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El decálogo de Videgaray para enfrentar a Trump

América Latina, principalmente Brasil y Argentina, serán prioridad para México en la nueva etapa diplomática

El canciller Luis Videgaray durante su comparecencia en el Senado
El canciller Luis Videgaray durante su comparecencia en el Senado REUTERS

El canciller mexicano, Luis Videgaray, definió este martes las líneas maestras de lo que serán las relaciones con Estados Unidos, 110 días después de la victoria de Donald Trump.

  1. Necesidad de política de Estado. Videgaray reiteró una de las palabras más repetidas por su gobierno, "unidad", y pidió al resto de partidos políticos sacar las negociaciones con Estados Unidos de la batalla política. El canciller reclamó una política exterior "de Estado", en el que estén aglutinadas todas las voces del Senado.
  2. México se diversifica. Ante la parálisis comercial y diplomática con Estados Unidos, Videgaray anunció que reenfocará sus relaciones exteriores hacia América Latina y el eje Asia Pacífico, especialmente con China y Japón. "Ya se tiene un acuerdo de libre comercio con Japón, país del que recibimos una (significativa) inversión de su parte dentro de las fronteras nacionales”, anunció este martes.
  3. Defensa de las remesas: Según Videgaray, las divisas que México recibe de sus migrantes “tienen un profundo contenido social” y son un acto de solidaridad cuya protección será una prioridad para el Gobierno.
  4. La violencia en México también es culpa de Estados Unidos: “La violencia que se vive en México es consecuencia del consumo en Estados Unidos, por tanto debe asumir responsabilidad histórica” dijo Videgaray, quien exigió al vecino del norte “asumir acciones eficaces para frenar el tráfico de armas y dinero de norte a sur”.
  5. Libertad económica; Para la nueva etapa México dijo que no acepará restricciones a libertad económica en referencia a la imposición de remesas al intercambio comercial. "México no rehuye a posibilidad de mejorar el TLCAN, pero su naturaliza fundamental, de libertad económica debe mantenerse", pidió Videgaray.
  6. Nuevos sectores. El canciller anunció que en la negociación con el equipo de Donald Trump sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio (TLC) propondrá incluir nuevos sectores que no existían cuando en 1994 se negoció el acuerdo actual; como comercio electrónico, las telecomunicaciones o el sector energético.
  7.  Fin al modelo de rentabilidad a costa de bajos sueldos en México. Según el canciller, cualquier acuerdo económico debe acarrear subidas de sueldos en México. “Se terminó un modelo basado en la rentabilidad a costa de los bajos salarios de los mexicanos” dijo Videgaray.
  8.  Seguridad jurídica para las inversiones. México ha sido un lugar seguro para las inversiones de Estados Unidos y en la misma medida exigirá que el país del norte garantice las inversiones, exigió el canciller durante su comparecencia. 
  9. Rechazo a la militarización de la frontera. El Gobierno mexicano repudia cualquier intento por militarizar las operaciones migratorias, así como medidas unilaterales que pretenden deportar a México a ciudadanos de otros países, dijo Videgaray en el Senado., 
  10. Cambio en las relaciones con Centroamérica. El canciller dijo que la nueva relación con Centroamérica tendrà un enfoque de desarrollo y no sólo migratorio. "Se están atendiendo los síntomas y nos los problemas” dijo al anunciar un foro de alto nivel entre México, Estados Unidos, los países del "Triángulo del Norte" y otros países afectados como Colombia, para analizar el clima de violencia que se vive en la región.

América Latina, nueva prioridad para México

“México ha sido, es y será un país latinoamericano”, dijo el canciller mexicano Luis Videgaray. Aunque obvia, la importancia de la frase del hombre fuerte del Gobierno de Enrique Peña Nieto radica en el giro que conlleva para las relaciones con el continente.

Acorralado por su dependencia con el vecino del norte, México anunció el comienzo de una nueva era en la que " Debemos acercarnos al discurso y al diálogo político, económico, de cooperación e inversión con América Latina" dijo Videgaray ante los 128 senadores del país.

El flamante canciller reconoció que, hasta ahora, "las relaciones con el continente "han estado por debajo de su potencial" aunque destacó que "lo más exitoso en la materia ha sido la Alianza del Pacífico, un instrumento de apoyo (multilateral) y de genuina cooperación” añadió.

No obstante dijo que "se potenciarán las relaciones económicas con Argentina y Brasil, las dos principales potencias económicas del cono Sur".

 Videgaray dedicó también gran parte de su intervención a hablar de Centroamérica y de los países del llamado Triángulo Norte, Guatemala, El Salvador y Honduras.

En este sentido, pronunció frases que evidencian un giro en su relación con los países del sur.  “Los retos son de desarrollo no de control migratorio" y dijo que México debe tener una "relación solidaria" con los países afectados por la violencia.

Actualmente México y Estados Unidos mantiene un acuerdo en el marco del Plan Mérida para el freno de migrantes y refugiados que huyen de la violencia y que ha provocado un éxodo masivo y una crisis humanitaria en la frontera sur.

En virtud de ese acuerdo México se ha convertido en el gendarme fronterizo del sur y el año pasado deportó más migrantes que Estados Unidos.