Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosalía de Castro ‘vuela’ en Norwegian

La aerolínea noruega inaugura esta semana un aparato Boeing con la imagen de la poetisa gallega

El Boeing 737-800 con la imagen de Rosalía de Castro.
Madrid / Ourense

Norwegian acaba de incluir a Rosalía de Castro (Santiago de Compostela 1837– Padrón 1885) en su flota. La aerolínea nórdica inaugura este jueves uno de sus aparatos —un Boeing 737-800 matrícula EI-FVL— con la imagen de la poetisa gallega en consonancia con su iniciativa de reconocer personajes históricos de España y el mundo entero. Desde ahora, De Castro se une a Miguel de Cervantes o Cristóbal Colón, entre otros, como figuras insignia de la aerolínea blanca, roja y azul. "Para Galicia y para la cultura gallega, este homenaje desde luego que está muy bien", reconoce Suso de Toro, escritor compostelano.

"La incorporación de la figura de Rosalía de Castro a la flota de Norwegian quiere reivindicar su doble papel pionero; en la recuperación del gallego como lengua de cultura y su papel como matriarca de las letras gallegas, y en la emancipación de la mujer por el otro”, comenta Miguel Urresti, responsable de márketing de Norwegian en España. La compañía eligió a Rosalía de Castro entre una lista de más de 30 personajes de “alto perfil”, según Alfons Claver, portavoz de Norwegian en Barcelona, y porque además coincide con el 180 aniversario de su muerte. “Había otros gallegos en la lista”, asegura Claver, quién se niega a desvelar las identidades, ya que “quizás se añadan en el futuro”.

Ya son seis las figuras de la historia y la literatura españolas que adornan los aviones de esta aerolínea líder de bajo coste. Además de Rosalía de Castro, los rostros de Cristóbal Colón, Juan Sebastián Elcano, Miguel de Cervantes, Gloria Fuertes y la sufragista Clara Campoamor ya estaban en las colas de los aparatos noruegos.

La aeronave ha sido fabricada en la sede de Boeing en Seattle (al noroeste de EE UU) y el lunes se trasladó al hangar que tiene la compañía en Oslo, la capital noruega, donde se le ha insertado la imagen de la escritora gallega. “Entre hoy [jueves] y mañana [viernes] partirá” hacia algún destino por ahora desconocido, explica Claver. “Lo paradójico es que Norwegian no vuela a Galicia”, bromea, aunque añade que en un futuro “es posible” que el aparato permanezca en España ya que es un mercado “con mucho crecimiento” para la compañía.

"Hay países cultos y democráticos y otros que no lo son; se trata de eso". Así entiende el escritor Suso de Toro la decisión de la compañía Norwegian Airlines de homenajear a la escritora gallega, dedicándole uno de sus Boeing 737.

“Este reconocimiento evidencia el triunfo universal del poder de la literatura y de su obra”, opina De Toro, pero también tiene en cuenta que la autora de Follas Novas se caracterizó por su “clara vocación de estar al margen de los circuitos oficiales (al revés que su marido, el también escritor Manuel Murguía) e incluso enfrentada al mundo institucional gallego”. “Fue esencialmente libre y una verdadera intelectual como queda claro en sus prólogos, en donde se revela como la primera autora moderna, feminista, galleguista y defensora de los derechos de los trabajadores de forma radical, casi violenta”, esgrime De Toro el argumento que le lleva a concluir que si estuviese viva quizás no aceptaría el homenaje.

85 personalidades por las nubes

Con la incorporación de Rosalía de Castro, ya son 85 el total de aviones de Norwegian cuyas colas están decoradas con imágenes de personajes históricos internacionales, como por ejemplo la pionera británica de la aviación Amy Johnson, el explorador noruego Roald Amundsen, la actriz sueca Greta Garbo, la escritora danesa Karen Blixen y la escritora y activista finlandesa Minna Canth.

Esta tradición se remonta a 2002, cuando la entonces recién creada Norwegian irrumpió en el mercado doméstico noruego, poniendo fin a un monopolio estatal. Fue una manera de resaltar a personalidades que habían desafiado los límites y las normas establecidas, al tiempo que inspirado a otras personas.

Fe de errores

En una primera versión se escribió de manera equivocada Juan Sebastián El Cano cuando el nombre correcto es Juan Sebastián Elcano.