Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
WALLERAND DE SAINT-JUST | TESORERO DEL FRENTE NACIONAL

“Hay jueces que militan abiertamente contra el FN”

El abogado del partido ultraderechista acusa a los magistrados progresistas de perseguir a Marine Le Pen

El tesorero del ultraderechista Frente Nacional, Wallerand de Saint-Just, en París el 7 de octubre de 2015.rn
El tesorero del ultraderechista Frente Nacional, Wallerand de Saint-Just, en París el 7 de octubre de 2015. Reuters / Cordon Press

Católico tradicionalista, nacido en una familia antigaullista, el dirigente del Frente Nacional Wallerand de Saint-Just, de 66 años, es el tesorero del ultraderechista Frente Nacional. El partido es perseguido por numerosos casos de corrupción y financiación ilícita, pero el abogado De Saint-Just brama contra los jueces progresistas que, según él, se dedican a perseguir a la candidata del FN, Marine Le Pen, a dos meses de las elecciones presidenciales.

Pregunta. ¿Usted es quien mejor conoce las finanzas del FN?

Respuesta. Sí, sí, seguro. Soy tesorero desde 2009.

P. Los casos de presunta corrupción se han abierto con usted de tesorero.

R. En realidad solo hay dos procedimientos generales. Uno sobre la financiación de las elecciones de 2012, y otro sobre los asistentes parlamentarios. Eso es.

P. Y otro sobre las cinco elecciones de 2014 y 2015.

R. Es que van en el mismo paquete. El caso empezó con las de 2012 y luego se han ido incluyendo las demás. ¡Siempre es el mismo juez!

P. ¿Qué insinúa? ¿Hay un magistrado empeñado en investigar al FN?

R. Aquí tenemos al juez Renaud Van Ruymbeke como ustedes han tenido en España al juez Baltasar Garzón. El nuestro vuelve cada dos por tres a por nosotros. Deben ser parecidos.

P. ¿Conoce al juez Garzón?

R. No, pero ha habido mucho tiempo en el que parecía que no había otro en España. Fuera el caso que fuera, incluso un accidente de circulación, ahí estaba el juez Garzón.

P. ¿Piensa que, en el caso del FN, se trata de una persecución “ilegal”, como ha dicho Marine Le Pen.

R. No sé si ha dicho eso.

P. Lo dijo en el mitin de Nantes el domingo.

R. Lo que dijo es que hay cosas muy extrañas. Como que se haya realizado un segundo registro de la sede del FN en el mismo procedimiento. Como en la primera no encontraron nada, esperaban encontrar algo en la segunda.

P. El juez puede hacerlo si lo considera oportuno.

R. Ya, pero lo lamentable es que la causa por los asistentes parlamentarios haya comenzado hace dos años y que se acelere de repente justamente antes de las elecciones presidenciales. En un país normal, se espera a que pasen las elecciones para reactivar la instrucción. Aquí hay algo muy extraño y extraordinario.

P. El Gobierno ha dicho que aquí no hay tregua electoral.

R. Jurídicamente no hay tregua judicial, pero siempre se ha asumido que, cuando alguien es candidato a unas elecciones importantes, y sobre todo a las presidenciales, la justicia no toma iniciativas contra esa persona en los dos, tres o cuatro meses antes de los comicios. Si hace falta hacer algo para obtener pruebas, o hay un asunto de delito común grave, de acuerdo, pero en asuntos políticos como el que nos ocupa…y sobre todo teniendo en cuenta que lleva abierto dos años, la justicia respeta implícitamente una tregua.

P. ¿Ha amenazado Le Pen a los jueces?

R. En Francia hay un problema muy lamentable desde hace tiempo. Algunos miembros de la magistratura están extremadamente politizados. Sobre todo los que pertenecen al Sindicato de la Magistratura, muy izquierdista, que siempre toma posición política, sobre todo contra el FN.

P. ¿Tiene ejemplos?

R. Muchos. Es totalmente escandaloso que haya funcionarios, y especialmente jueces, que se dediquen a ese tipo de prácticas. Hay un 25% de magistrados que pertenecen a ese sindicato, pero si pertenecen o no eso es algo secreto. Extraño, pero así es. Y sí sabemos que el juez del caso de los asistentes parlamentarios es miembro de ese sindicato.

P. ¿Es a ellos a quienes amenaza Marine Le Pen?

R. ¿Cómo quiere usted que nos presentemos ante él de forma serena? Él pertenece a una organización que se pasa la vida diciendo cosas desagradables contra el FN. Es totalmente anormal. Es a eso a lo que se refirió Le Pen cuando dijo que hay algunos funcionarios, sobre todo jueces, que se prestan a perjudicar a algunos partidos políticos a iniciativa del Gobierno.

P. O sea, que ella se refería a un grupo concreto de magistrados.

R. Sí. Se sabe de muchos que pertenecen a ese sindicato y militan abiertamente contra el FN. No puede haber verdadera confianza en la justicia de un país así.

P. Como tesorero, ¿son normales las relaciones entre la sociedad Riwal, de próximos al FN, y el micropartido Jeanne de Le Pen a la hora de suministrar dinero al FN?

R. Son prestamistas y se relacionan con el FN como prestamistas. Riwal hace folletos y carteles y el partido gasta mucho dinero en folletos y carteles. Eso es todo.

P. ¿Otros partidos tienen algo similar?

R. Todos los partidos tienen relaciones similares con las empresas de impresión. Necesitan tener entre los impresores a gente de confianza con la que trabajan: hacen la cartelería, la transportan, la distribuyen… Es el caso de Riwal.

P. Usted es uno de los imputados y es el tesorero. ¿Puede asegurar que las cuentas son claras?

R. No hay ningún problema.