Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La educación sobre igualdad de género divide a Perú

Grupos conservadores aseguran que el ministerio peruano promueve la homosexualidad

Un grupo de menores durante una concentración en Lima, el jueves.

El currículo nacional 2017 es una herramienta de trabajo del Ministerio de Educación que postula ocho enfoques para el trabajo en la escuela. Uno de ellos es el de la igualdad de género, rechazado por grupos conservadores —principalmente, evangélicos, católicos y fujimoristas— que exigen retirar la "ideología de género" del documento y aseguran que el ministerio promueve la homosexualidad. Este sábado participan en una manifestación para insistir en su petición. Educación aclara que promueve la igualdad de oportunidades y la no discriminación.

La campaña Con mis hijos no te metas llega a las calles. La manifestación nacional, que rechaza el enfoque de género que plantea el currículo del ministerio, se celebra una semana antes de que empiece el año escolar.

Los activistas, que forman parte de las mismas agrupaciones que una vez al año marchan contra el aborto, colgaron este jueves pancartas en los puentes peatonales de las avenidas más transitadas de Lima para pedir a la población que se sume a la manifestación "contra la ideología de género" y "contra la perversión sexual". Los organizadores usan los colores celeste y rosa en los letreros para, según dicen, mostrar las diferencias entre niño y niña, entre hombre y mujer.

El Ministerio de Educación tiene que explicar a los padres que el currículo no va a "homosexualizar" a sus hijos

Desde febrero, el Ministerio de Educación ha realizado cinco encuentros en Lima para explicar a los padres de familia que el currículo no va a "homosexualizar" a sus hijos. En uno de estos talleres, celebrado el jueves pasado en la escuela pública Mercedes Cabello, en el distrito del Rímac, participaron padres involucrados en la campaña Con mis hijos no te metas, otros que acusaban a los primeros de querer manipularlos y un tercer grupo que no conocía el documento. Ante el ambiente tenso que generaban quienes acusan al ministerio de "promover la ideología de género", algunas mujeres se retiraron de la reunión.

"La ministra está con un pie afuera y ahora se preocupa por el currículo. ¡La igualdad de oportunidades ya está en la Constitución!", alegaba un padre. María Angélica Alvarado, residente en el distrito de Los Olivos, respondió: "Una cosa es que exista en la ley y otra cosa es que se aplique. Por eso tiene que estar en la educación. En las familias se cree que el chico tiene que ser ingeniero, estar bien vestido y tener un buen teléfono móvil. Y a la chica hay que enseñarle las tareas de la casa y que puede ser secretaria".

La representante del ministerio, Pilar Biggio, destacó en este taller que el 40% de las niñas no termina la secundaria en Perú y que las mujeres ganan un tercio del sueldo de los hombres en el mismo cargo. "Por eso hay que trabajar desde la escuela el enfoque de género, de igualdad de oportunidades de hombre y mujer", añadió Biggio. Según el Ministerio de Educación, cada día hay en Perú tres denuncias de acoso escolar "por color de piel, por discriminación social o por ser diferente".

“Lo que sí se aprende es la homofobia”

Excongresistas, figuras del entretenimiento y líderes políticos forman parte de la campaña Con mis hijos no te metas. Por ello, la ministra de Educación, Marilú Martens, y otros seis miembros del gabinete han filmado vídeos para explicar que el currículo promueve el respeto y la igualdad. Actores y líderes de opinión también participan en estas producciones. "Valorar y respetar nuestras diferencias no significa promover la sexualidad ni ninguna ideología. La homosexualidad no se enseña. Lo que sí se puede aprender es la homofobia, la violencia y el racismo", añade Martens.

Una treintena de menores del Movimiento de Adolescentes, Niños Trabajadores, Hijos de Obreros Cristianos protagonizaron el pasado miércoles un plantón frente al Ministerio de Educación para respaldar el currículo nacional. "Queremos educación con igualdad. ¿Cuándo la queremos? ¡Ahora!", coreaban.

Los chicos de este movimiento conocen los problemas de embarazo adolescente y bullying a los hombres que no quieren jugar al fútbol. Por ello exigen que los enfoques de igualdad de derechos, igualdad de género y atención a la diversidad se mantengan en el currículo nacional.

El Ministerio de Justicia difundió el jueves una carta de la Coordinadora del Sistema de Naciones Unidas en Perú en la que felicita al Estado porque el currículo incorpora "los estándares internacionales de derechos humanos" y prepara a los niños para "asumir una vida responsable en una sociedad libre, con espíritu de comprensión, paz y respeto".

Más información