Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin ya piensa en las elecciones italianas

El partido del mandatario ruso ha firmado un acuerdo con la Liga Norte y anuncia otro inminente con el Movimiento 5 Estrellas

El presidente ruso, Vladimir Putin, en el Ministerio de Interior, este jueves en Moscú.
El presidente ruso, Vladimir Putin, en el Ministerio de Interior, este jueves en Moscú. AP

Europa se encamina hacia un proceso múltiple de elecciones que afectará a algunos de sus principales Estados. A las puertas de ese periodo, el Kremlin ya ha dejado claro que no tiene intención de sentarse a esperar. Francia, Alemania y Holanda van primero. Pero Italia, uno de los países donde ha florecido en los últimos tiempos un inesperado antieuropeísmo, deberá pasar también por las urnas entre septiembre y mediados de 2018. Con esa perspectiva, Rusia ha fijado la mirada en dos partidos de aparente signo opuesto: la xenófoba Liga Norte de Matteo Salvini, y el heterogéneo y antiestablishment Movimiento 5 Estrellas del cómico Beppe Grillo. Ambos comparten un recelo más o menos abierto hacia la UE y suman más del 40% de la intención de voto de los italianos.

Matteo Salvini voló el lunes hasta Moscú para firmar un pacto con el partido de Gobierno. Pero el anuncio, que de momento no deja ser un brindis al sol, dejó entrever algo más. “Después de la Liga, estamos a punto de firmar un pacto análogo con otro partido italiano: El Movimiento 5 Estrellas”. Son palabras Sergei Zheleznyak, vicesecretario de la formación Rusia Unida, y uno de los hombres fuertes de Vladimir Putin. "Estamos preparados para firmar acuerdos con todos los partidos italianos. Tenemos familiaridad con el M5S, y está abierto y en curso un diálogo con sus representantes. Pero solo firmaremos cuando ellos estén también preparados. Nosotros lo estamos". señaló también el joven político ruso, en la lista negra por motivos fiscales y políticos de EE UU.

La formación de Grillo -que en alguna ocasión ha elogiado la fortaleza política de Putin y su gestión en asuntos internacionales- no ha confirmado ni desmentido a EL PAÍS las negociaciones para dicho acuerdo. No es la primera vez que se relaciona con Moscú a la formación anticasta, que en el Parlamento europeo va de la mano del partido antieuropeo UKIP.  Pero en caso de firmar un acuerdo con Putin, el M5S fijaría una posición muy clara y diametralmente opuesta a la de la UE en política exterior. En junio y en marzo del año pasado, según La Stampa, ya se produjeron encuentros entre dirigentes rusos y miembros del M5S.

El documento firmado ahora con la Liga Norte, que podría servir de pauta para futuros acuerdos, según el propio Zheleznyak, habla de “cooperación en materia de seguridad, la defensa de los valores tradicionales y futura cooperación económica entre Italia y Rusia”. Una idea que puede verse también en todos los pactos firmados con el Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen, que se ha posicionado ya en contra de un enfrentamiento con Rusia.  Existen también acuerdos similares con los ultraderechistas del Partido de la Libertad de Austria, y se han mantenido conversaciones con el líder de Alternativa para Alemania, Frauke Petry, a través del portavoz de la Duma, Viacheslav Volodin. Unos pactos que, al final, gravitan sobre la idea de la abolición de las sanciones económicas a Rusia y la lucha contra el terrorismo.

Matteo Salvini, que se desplazó el lunes a Moscú para firmar el acuerdo y fotografiarse Zheleznyak, publicó en su Facebook algunas de las líneas básicas del acuerdo. “Lucha contra la inmigración clandestina y pacificación de Libia, lucha contra el terrorismo islámico y fin de las sanciones a Rusia, que le han costado a Italia 5.000 millones de euros y miles de puestos de trabajo perdidos. Después de la cháchara de Renzi, la concreción de la Liga”.

Al término de la reunión, según han confirmado fuentes de la Liga Norte a este periódico, Salvini se vio también con el ministro de exteriores ruso, Serguei Lavrov, para hablar de asuntos parecidos. "Estuvieron 35 minutos. Afrontaron temas de inmigración y el papel que tiene Libia en esta cuestión. Son los primeros pasos de una construcción de una alianza más fuerte entre nuestros dos países", señalan las mismas fuentes que, además, remarcan que Salvini se ha adelantado al ministro de Exteriores italiano, Angelino Alfano, en esta visita. "Rusia aprecia nos hayamos pronunciado contras las sanciones europeas. Y no es que seamos rusófilos, es que cuando este embarco se habrá terminado, los rusos no volverán a comprar nuestros productos".

Más información