Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Stephen King vs Donald Trump

J.K. Rowling y Stephen King contestan con sarcasmo a los mensajes del Presidente

La regla es clara “no alimentes al troll”, funciona desde el nacimiento de los comentarios en Internet y sirve para desactivar a los provocadores que se divierten robando tiempo de los demás en argumentos estériles cuando solo se busca la descalificación y el insulto.

En el caso de Donald Trump la situación es más retorcida. Su propio tono y dinámica en la red social de los 140 caracteres está en los márgenes de sus normas de uso. Con las mismas en la mano se le podría dar de baja. Por incitación de odio, por ejemplo, podría ser despojado de su perfil. No se espera que esto suceda.

Trump tiene, cómo no, quienes confrontan con él. Un troll con sus propios trolls. Lo que no se esperaba era que entre los mismos se fuesen a encontrar dos autores de bestsellers literarios. El amo de la literatura de terror de consumo fácil y la culpable del amor por las varitas mágicas y la lectura de toda una generación, Stephen King y J.K. Rowling, autora de la saga de Harry Potter, se han convertido en la primera línea de confrontación de los mensajes de Trump. Sus ‘zasca’, enviados con humor e ingenio, son la última atracción en Twitter.

Cuando Trump acusó a Obama de grabar sus conversaciones telefónicas durante la campaña, King contestó cómo él sabe y lleva toda la vida haciendo, creando un personaje de terror: “Trump debería saber que Obama nunca dejó la Casa Blanca. Está escondido en el armario. ¡Y tiene unas tijeras!”. El mensaje ya ha superado los 60.000 retuits.

En el caso de Rowling la respuesta no podría ser más británica: “Me acabo de dar cuenta de que es como Vicky Pollard”. Pollard es un personaje de la serie de humor Little Britain, el perfil es el de una adolescente agresiva que nunca reconoce sus errores.

Más información