Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento de Venezuela declara la crisis humanitaria en el país

La mayoría opositora vota un acuerdo que señala la responsabilidad del gobierno de Nicolás Maduro en la profundización de la emergencia del país sudamericano

Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela. EFE

La mayoría opositora Asamblea Nacional de Venezuela ha declarado la emergencia económica en el país sudamericano en vista del recrudecimiento de la crisis humanitaria y ha encargado a una comisión de diputados que presente una propuesta de solución. Es bastante improbable, por no decir imposible, que la decisión tenga algún efecto concreto en la aplicación de un plan distinto de las propuestas del Gobierno, porque el Parlamento ha quedado reducido a una mera caja de resonancia política debido a su enfrentamiento con el Ejecutivo. Con todo, la plenaria dirigida por Julio Borges (Primero Justicia) quiere salvar su responsabilidad histórica en la peor crisis desde la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en 1958.

En su intervención Borges ha remarcado que el Legislativo ha tenido que actuar ante la pasividad del Gobierno, “que se dedica a esconder la crisis humanitaria”. El régimen de Nicolás Maduro ha promovido como solución desde hace un año a lo que llama “guerra económica” los Clap (Comités Locales de Abastecimiento y Producción), una instancia mediante la cual las células de base del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela distribuyen en los sectores populares alimentos básicos que a su vez importan contratistas aventajados.

Al declive de la producción local, ocasionada por la falta de incentivos y los controles rigurosos establecidos por el régimen, se suma la destrucción del sistema de precios y una inflación desbocada que ha liquidado el poder de compra de la moneda local, el bolívar. “No habrá solución a la crisis mientras Nicolás Maduro y sus compinches (secuaces) sigan en el poder robando al pueblo”, aseguró el primer vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, al momento de detallar los pormenores del acuerdo votado este martes. Son tres aspectos: un plan de emergencia de aplicación inmediata al problema de la producción nacional; la apertura de un canal humanitario para aceptar donación extranjera de productos escasos y la habilitación de una ley especial que permitiría al Parlamento servir de mediador con ayuda humanitaria que, según Guevara, el gobierno se ha negado a recibir.

La crisis humanitaria, que el gobierno no reconoce, fue uno de los puntos que llevó la oposición al frustrado diálogo con el gobierno celebrado a finales de 2016 con la mediación de Unasur. El fracaso de las conversaciones zanjó la posibilidad de concretar un acuerdo con lo cual la crisis se ha agravado. Diversas organizaciones como Caritas han declarado estar listas para atender la emergencia.

Más información