Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tiroteo en un instituto en Grasse, en el sur de Francia

Tres heridos en el ataque de un alumno sin conexión terrorista

Alerta telefónica enviada por el Gobierno francés por el tiroteo en Grasse. AFP

Francia, atemorizada por dos años de atentados sangrantes, contuvo el aliento cuando llegaron las primeras noticias de un tiroteo en un instituto de Grasse, en el sur del país. Se hablaba de escenas de pánico, y en seguida se activaron los protocolos antiterroristas. Pronto la hipótesis terrorista quedó descartada.

El presunto responsable, un alumno de 17 años del Liceo Tocqueville, está bajo custodia policial. El balance es de tres heridos por bala, ninguno de gravedad.

El agresor, cuya identidad no se difundió, irrumpió en el establecimiento, poco antes de las 13.00 del jueves, hora local, armado con un fusil de caza y dos armas de mano. Según el diario Nice-Matin, su nombre es Kylian. El diario no facilitó el apellido. La rápida intervención de la policía acabó con su detención. El joven no figuraba en los registros de los servicios de inteligencia.

“Creo que podemos apartar la pista de un atentado”, dijo Christian Estrosi, presidente de la región Provenza-Alpes-Costa Azul (PACA). El político conservador pidió la instauración de algún tipo de control de armas a la entrada de las escuelas francesas.

Según las primeras versiones, el objetivo del agresor era el director del liceo. Estrosi explicó a la cadena BFMTV que había sido el director quien había intervenido tras conocer la presencia del alumno con armas y se había interpuesto entre él y los alumnos.

“Estaba en clase cuando oímos disparos”, dijo Thomas, alumno de 16 años en el liceo Tocqueville, citado por Nice-Matin. “Por la ventana del aula, que está en el último piso, vi a un tío con una pistola disparando dos veces contra nuestro director, en el patio de recreo”. El director, según este testimonio, intentaba calmar al tirador. Además del director, los dos otros heridos por las balas son estudiantes de 16 y 17 años.

Se desconocen los detalles sobre la personalidad y los motivos del pistolero, ni sobre la procedencia de las armas. El sospechoso había consultado vídeos con matanzas de Estados Unidos, según el diario Le Monde, que cita fuentes policiales.

"Visiblemente se trata del acto loco de un hombre frágil y fascinado por las armas de fuego", dijo la ministra de Educación, Najat Vallaud-Belkacem.

El tiroteo ha puesto a prueba la capacidad de reacción ante matanzas en centros escolares, uno de los escenarios más temidos desde los atentados terroristas en 2015 en París y en el verano de 2016 en Niza, ciudad situada a 44 kilómetros de Grasse.

El tiroteo, que ocurrió minutos después de que una persona resultase herida al estallar un paquete dirigido al delegado del FMI en París, movilizó a las autoridades francesas.

En este contexto, el presidente François Hollande declaró que el estado de urgencia, vigente desde los atentados de París de noviembre de 2015, sigue plenamente justificado, y se mantendrá, tal como está previsto, hasta el 15 de julio. Corresponderá decidir si mantenerlo a su sucesor en el Elíseo tras las elecciones de abril y mayo.

Grasse, de 50.000 habitantes, es conocida como la capital mundial del perfume, “el sencillo y confiado lugar (…) que durante décadas ha sido el centro de la producción y el comercio de olores, perfumes, jabones y aceites”, según aparece descrita en El perfume, la novela de Patrick Süskind que es un homenaje a esta ciudad.

Más información