Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exconsejero de seguridad de Trump cobró en 2015 más de 50.000 dólares de empresas rusas

La revelación de los pagos a Flynn, incluidos de la televisión RT, llega tras saberse que hizo 'lobby' para Turquía

Michael Flynn
Flynn y Putin, en diciembre de 2015, en la gala del canal RT en Moscú REUTERS

Michael Flynn va de polémica en polémica. El exconsejero de seguridad nacional de Donald Trump cobró en 2015 más de 50.000 dólares como conferenciante para empresas rusas, una de ellas la televisión Russia Today (RT), acusada de ser un brazo propagandístico del Kremlin.

Los pagos, revelados este jueves por un congresista demócrata, tuvieron lugar poco antes de que Flynn se convirtiera, en febrero de 2016, en asesor de la campaña electoral del republicano Trump. Vuelven a exhibir los posibles conflictos de interés que hubiese afrontado como mano derecha del presidente en política exterior y pueden poner en aprietos legales al general retirado.

Los pagos a Flynn tuvieron lugar en el verano y otoño de 2015, un año después de ser despedido por el Gobierno de Barack Obama como jefe de la agencia de inteligencia del Ejército. El general mantenía entonces una credencial de seguridad de alto nivel.

Flynn dimitió el pasado febrero, cuando llevaba 24 días como consejero de seguridad, tras destaparse que mintió sobre sus contactos con el embajador ruso en Washington tras las elecciones presidenciales de noviembre.

La semana pasada, se supo que Flynn trabajó como lobista en 2016 —mientras asesoraba a Trump en la campaña electoral— para un empresario cercano al presidente turco, Recep Tay­yip Erdogan, para indagar en asuntos de interés para Ankara.

A Flynn siempre le persiguió la sombra rusa que acecha al Gobierno de Trump. El republicano se ha deshecho en elogios al presidente Vladímir Putin y Washington acusa a Moscú de robar, con el objetivo de ayudar electoralmente a Trump, correos electrónicos del Partido Demócrata.

Un evento simboliza la cercanía de Flynn al Kremlin. En diciembre de 2015, atendió como invitado en Rusia una gala de RT y se sentó al lado de Putin en una mesa. Ante una ola de críticas en EE UU, el militar admitió que cobró por el viaje y esgrimió que no veía ninguna diferencia entre RT y cadenas estadounidenses como CNN. Aseguró que no recibió pagos de Rusia sino a través de una agencia de conferenciantes.

Los nuevos documentos —difundidos por el demócrata de más alto rango del comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, Elijah Cummings, y citados por medios estadounidenses— muestran cuánto cobró Flynn y que lo hizo directamente de RT: fueron 33.750 dólares para hablar de asuntos de política exterior en una conferencia en Moscú.

En paralelo, Flynn recibió 11.250 dólares ese mismo año de la filial estadounidense de la firma rusa de seguridad cibernética Kaspersky Lab, que estaba tratando de expandir sus negocios con el Gobierno estadounidense. Cobró la misma cantidad de la aerolínea rusa Volga-Dnepr, que fue suspendida como cliente de la ONU tras un escándalo de corrupción.

Como militar retirado, Flynn tenía que comunicar al Ejército si recibía pagos de otro país. Un portavoz suyo explicó al diario The Wall Street Journal que comunicó al Pentágono su intervención en el evento de RT, pero no reveló si informó sobre los otros dos pagos.

Flynn debía comunicar la misma información a las autoridades tras convertirse en consejero de seguridad nacional de Trump, el 20 de enero. Se desconoce si lo hizo.

Más información