Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santos habla con Rajoy para evitar que la liquidación de Electricaribe perjudique las relaciones

El cierre de la filial colombiana de Gas Natural ha dado pie a una demanda por 1.000 millones

La sede de Electricaribe, filial colombiana de Gas Natural Fenosa. EFE

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha hablado con el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, para evitar que la liquidación de la filial de Gas Natural Fenosa, Electricaribe, ordenada el pasado martes, perjudique las relaciones entre los dos países. Esa decisión, adoptada tras fracasar una negociación in extremis en la que participaron los máximos ejecutivos de la eléctrica, ha provocado una reacción firme de la compañía. Gas Natural denunciará en los próximos días al Estado de Colombia ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) y reclamará una indemnización de 1.000 millones de euros.

El Gobierno español manifestó enseguida que la liquidación de la compañía, que estaba intervenida desde el pasado mes de noviembre por un agujero de 1.259 millones, “no es acorde con la voluntad de diálogo que ha mostrado la empresa ni con su empeño de mejorar el servicio de distribución eléctrica, a pesar de las circunstancias adversas ajenas a la propia empresa”. El Ejecutivo mostró, a través de un comunicado, “su preocupación ante la situación generada por la liquidación de una empresa cuya filial española es puntera en los sectores en los que opera y con gran sensibilidad social, que lleva años trabajando e invirtiendo en Colombia”.

Esta circunstancia ha llevado a Colombia a poner en marcha una maquinaria de contención de daños por las posibles consecuencias de esa decisión. “Hablé con presidente español, Mariano Rajoy. No permitiremos que caso Electricaribe afecte óptimas relaciones diplomáticas y comerciales”, ha señalado este domingo Santos en su cuenta de Twitter. Tras ordenar la liquidación de la filial de Gas Natural Fenosa, que suministra electricidad a cerca de 2,5 de colombianos, las autoridades del país se reunieron o contactaron con representantes de multinacionales españolas para rebajar el alcance de este episodio y convencerles de que no hay riesgos para la inversión.

Desde la firma del acuerdo de paz entre con las FARC y el fin del conflicto armado, el Gobierno colombiano ha hecho hincapié en el recorrido de la llamada “economía de la paz” y en las ventajas para sus principales socios comerciales. En este contexto, Santos busca ahora evitar una suerte de efecto bumerán a través de la vía diplomática. Mientras tanto, el Ejecutivo español ha asegurado que respaldará una “solución negociada” en este conflicto. Lo afirmó el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, durante una visita en México, aludiendo a los mecanismos jurídicos del arbitraje internacional del CIADI.