Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Obrador: “No es humano desatar el odio contra los migrantes”

El líder de Morena vuelve a lanzarse contra Trump en su gira de apoyo a los migrantes mexicanos en Estados Unidos

López Obrador
López Obrador en San Francisco.

Andrés Manuel López Obrador prosigue su ruta en apoyo a los migrantes mexicanos en Estados Unidos. Como ya hizo en Los Ángeles, el político se exhibió este lunes en el barrio latino de San Francisco, La Misión, donde comenzó la ciudad. En un teatro antiguo, ante algo más de mil simpatizantes, muchos con camisetas de Morena, su formación política, mostró su apoyo a los compatriotas. “No es humano desatar una campaña de odio contra los migrantes. Contra seres humanos que llegan a Estados Unidos a buscarse la vida y a trabajar honradamente”, aseguró López Obrador ante un auditorio enfervorizado.

El único candidato claro para la carrera presidencial del próximo año centró buena parte de su discurso en atacar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump: “Explota con irresponsabilidad del patrioterismo, el chauvinismo y el odio. Nuestro interés es aclarar que los problemas económicos y sociales se producen casi siempre por la corrupción política”, aseguró, antes de añadir: “Es lamentable que en lugar de proponerse una reducción de la desigualdad, se responsabilice a los mexicanos de sus problemas sociales. En vez de construir muros y perseguir migrantes sería más humano y más eficaz contar en todo el mundo con buenos Gobiernos que procuren mejor niveles de bienestar”.

López Obrador buscó la complicidad de los estadounidenses presentes, escasos, pero simpatizantes con su causa. En la zona más bohemia de la ciudad, la fascinación por los orígenes hispanos del municipio es común. “Su pueblo es inteligente. No quiere la estridencia, no quiere confrontación”, dijo. “¡Somos hermanos, vecinos!”, gritaba el público.

El político mexicano supo loar las bondades de uno de los lugares más progresistas de Estados Unidos, sin dejar de lado un misticismo que siempre tiene cabida en sus discursos: “Esta es una ciudad especial. No es casualidad que sea la única de EE UU entre las 30 con mejor calidad del mundo. Debe su nombre a Francisco de Asís, al diácono que rechazó el bien material y consagró su vida a la búsqueda del bien verdadero”.

El líder de Morena lamentó las necesidades por las que pasan sus compatriotas a ambos lados de la frontera: “Nadie puede ser feliz sin trabajo, alimentación, vivienda o sin servicios médicos. Antes de ocuparse de la política, la gente tiene que resolver su subsistencia. El sentido de la vida no se debe reducir a eso. No solo de pan vive el hombre”.

Tampoco se olvidó de otro de los pilares de sus campañas, las acusaciones contra el gobernante PRI: “Queremos acabar con la corrupción, el principal problema de México. Por eso hay pobreza. Si limpiamos al Gobierno de arriba para abajo, como se limpian las escaleras, vamos a revivir México”.

López Obrador explicó que ha abierto una oficina de apoyo a los migrantes en San Francisco y aseguró que lo hace “sin compromiso político ni electoral”, ante las elecciones presidenciales en México en el próximo año. “Lo hacemos por convicción, por humanidad”. En esta misma línea, la supervisora del barrio anunció que este martes el ayuntamiento promulgará una ley que vetará a las empresas que colaboren con el muro que Trump pretende terminar de levantar en la frontera. En caso de ser sancionadas, no podrán presentarse a concursos o trabajar con el Ayuntamiento de San Francisco.

Más información