Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cada vez más colombianos están sobrecualificados para sus trabajos

Una investigación señala que entre 2009 y 2016, la preparación académica superior a la exigida para un empleo pasó del 14,9% al 20,1%

Colombia
Estudiantes colombianos.

Las páginas web para buscar empleo en Colombia están llenas de ofertas. Abundan los anuncios para trabajos con poca remuneración, que apenas superan el mínimo establecido por la ley (cerca de 300 dólares). Muchos profesionales, con formaciones académicas que acumulan varios títulos, terminan aspirando a estos cargos ante la falta de opciones que se ajusten a sus capacidades. Este panorama ha sido revelado por la Universidad Externado en el documento Mercado laboral y educación: desajuste educativo en Colombia. Según la investigación, entre 2009 y 2016, mientras la sub-educación (el escaso nivel de educación formal para los trabajos realizados), bajó de 35,3% a 30,3%, la sobre-educación aumentó de 14,9% a 20,1%. El informe señala que la notable desaceleración que ha registrado la economía nacional por la caída, en el 2014, de los precios del petróleo ha reducido la capacidad de generación de empleo.

El documento, basado en información del Dane (Departamento Administrativo nacional de Estadísticas), analiza los primeros semestres de los años 2009, 2014 y 2016 para advertir que la sobrecualificación aumentó enlas zonas urbanas, en donde pasó de 17% en 2009 a22% en 2016 y en las rurales, donde subió de 7.7% a 13%.

El estudio señala que el 66,3% de técnicos y tecnólogos tienen más formación académica que la que exige su trabajo. Alejandro Nieto Ramos, uno de los investigadores, explica que el mercado laboral para quienes deciden apostar por ese campo de la educación “no les corresponde”. “Parece que no se valoran sus capacidades y se tiene una concepción diferente hacia estos profesionales, las empresas los necesitan, en la mayoría de los casos, para labores que no ameritan los estudios que tienen”, señala el experto.

Los autores del texto concluyen además que las mujeres colombianas experimentan mayores tasas de sobre-educación que los hombres. “Cada vez más mujeres están accediendo a la educación superior, aunque siguen existiendo factores discriminatorios que afectan su desempeño laboral y que, en algunos casos, les impiden ascender”, señala Nieto Ramos, que pone como ejemplo la maternidad.

Entre el 2009 y 2016, el incremento de la sobre-educación femenina fue mayor que la masculina, con un crecimiento del 41% frente a 30%, respectivamente. Actualmente, además, hay trabajando más mujeres con educación superior que hombres”, señala el documento, que advierte que los trabajadores que están más capacitados que lo que les exige su trabajo, se sienten más insatisfechos. Ese síntoma es mayor entre los sobrecualificados. El 18,3% de ellos no está conforme con su labor. Una situación que, según el investigador, genera poca estabilidad laboraly menos productividad. “Eso repercute en costos para el panorama económico”, agrega.

La recién aprobada reforma tributaria, que aumenta el impuesto en productos básicos, también tendrá un impacto en el mercado laboral. La investigación señala que más gente se verá obligada a buscar trabajo, sin importar si se ajusta a su formación. “De esta manera, el crecimiento del empleo seguiría estancado y el mercado laboral podría llegar a experimentar presiones al alza en los niveles del desempleo”, advierte el estudio.