Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinados seis cooperantes en una emboscada en Sudán del Sur

El ataque es el más grave contra organizaciones de ayuda humanitaria desde que empezó hace tres años la guerra civil

Desplazados por los enfrentamientos armados en Juba, Sudán del Sur. AP

Seis cooperantes fueron asesinados este sábado en una emboscada en Sudán del Sur, según ha informado la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU. Los cooperantes fueron atacados cuando viajaban entre la capital Juba y la ciudad de Pibor, en el este del país.

"Estoy desolado e indignado por el cruel asesinato ayer de seis valientes humanitarios en Sudán del Sur", ha informado Eugene Owusu, de la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU en un comunicado oficial. La oficina no precisó para qué organización trabajaban las víctimas, ni cuáles eran sus nacionalidades.

"En un momento en el que las necesidades humanitarias han alcanzado un nivel sin precedentes, es completamente inaceptable que quienes están intentando ayudar sean atacados y asesinados", ha añadido.

La ONU recuerda que este ataque se ha cobrado el número más alto de cooperantes muertos en un mismo incidente desde el inicio del conflicto. Este mismo mes se han producido otros atentados contra cooperantes. El pasado 14 de marzo un sanitario y un paciente murieron en un ataque en Yirol del Este sobre un convoy humanitario en respuesta a un brote de cólera.

El 10 de marzo milicianos apresaron a personal de una ONG internacional en Mayendit y no los liberaron hasta cuatro días después. Además, se ha informado de numerosos casos de saqueo de material.

"Estos ataques contra cooperantes y materiales son absolutamente censurables", ha apuntado Owusu. "No solo ponen la vida de los cooperantes en peligro, sino que también amenazan la vida de miles de sursudaneses cuya supervivencia depende de nuestra ayuda", ha añadido. Asimismo, Owusu ha denunciado la "impunidad" de la que hasta ahora han gozado los responsables, que "deben rendir cuentas".

Al menos 79 cooperantes han muerto en Sudán del Sur desde el estallido de violencia iniciado en diciembre de 2013. Al menos doce han muerto en lo que va de año y también se han contabilizado ocho ataques contra convoyes humanitarios. La ONU recuerda que el Derecho Internacional Humanitario tipifica como crímenes de guerra los ataques contra personal humanitario.

"Cada vez que ocurre un ataque de esta naturaleza decimos que no debe ocurrir nunca más, pero ocurre otra vez. Imploro a todas las posiciones de poder que cumplan con sus responsabilidades y detengan esto, ya que son responsables de lo que ocurre bajo su mirada. No hay seguridad cuando estos ataques reciben el silencio y la pasividad como respuesta", ha reprochado Owusu.

Unos 7,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y protección en Sudán del Sur y se han declarado zonas de hambruna en partes del estado de Unity, según la ONU. La guerra ha dejado miles de muertos y tres millones de desplazados.

Más información