Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condena mayoritaria en Latinoamérica al golpe contra la Asamblea de Venezuela

Perú lidera el rechazo a la decisión del Supremo venezolano de apropiarse de las competencias de la Cámara

GOLPE DE ESTADO EN VENEZUELA
Macri se reúne con Tintori en Buenos Aires.

Después de que el Tribunal Supremo de Venezuela, controlado por el chavismo, anulara las competencias del Parlamento venezolano, con mayoría opositora, la oposición al régimen de Nicolás Maduro ha denunciado un golpe de Estado en el país. Este hecho ha provocado que la comunidad internacional de la región reaccione: desde Perú, que ha sido el más contundente retirando "de manera definitiva" a su embajador en Caracas, hasta México, uno de los más prudentes, a pesar de que la semana pasada el canciller mexicano, Luis Videgaray, se mostrara como líder del bloque de la Organización de Estados Americanos (OEA) contra el Gobierno de Venezuela. 

Perú

El Ministerio de Relaciones Exteriores en Lima ha anunciado que "frente a la gravedad de estos hechos, el Gobierno de Perú ha decidido retirar de manera definitiva a su embajador de la República Bolivariana de Venezuela". Mariano López Chávarry permanecía en Caracas desde inicios de mes, cuando fue llamado a consultas después de que el presidente Nicolás Maduro y la canciller, Delcy Rodríguez, insultaran al mandatario Pedro Pablo Kuczynski tras su visita a Estados Unidos.

La decisión del tribunal, que también otorga al presidente "facultades que constitucionalmente corresponden a otros poderes del Estado", es un "flagrante quebrantamiento del orden democrático en ese país", añadió la Cancillería. El Gobierno ha iniciado consultas con países miembros de la OEA "para que, en el marco de la Carta Democrática Interamericana, se adopten con la mayor urgencia las medidas que correspondan ante la evidente ruptura del orden constitucional y democrático en Venezuela", agrega el comunicado. Informa Jacqueline Fowks desde Lima. 

Brasil

Brasil ha tildado de ruptura constitucional la decisión de corte suprema venezolana y ha convocado a todas las partes a la "ponderación de los actores relevantes" en el país y al diálogo con los países de la región "interesados". "El Gobierno brasileño repudia la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Venezuela que retiró de la Asamblea Nacional sus prerrogativas, en una clara ruptura del orden constitucional", ha asegurado en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

La cancillería brasileña también ha manifestado su preocupación por la sentencia que suspende "arbitrariamente" la inmunidad de los parlamentarios venezolanos. "El pleno respeto al principio de la independencia de los poderes es esencial para la democracia. Las decisiones del TSJ violan ese principio y alimentan la radicalización política del país", ha apuntado.

La Unión Europea pide a Maduro que trabaje con todos los actores

La Unión Europea ha reclamado al Gobierno de Nicolás Maduro que trabaje "con todos los actores e instituciones" de Venezuela para superar "los múltiples desafíos a los que se enfrenta el país", en alusión al fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que deja al Parlamento sin poder.

"Es de suma importancia establecer un calendario electoral claro y respetar a la Asamblea Nacional y a todos sus miembros, según lo previsto en la Constitución", ha dicho la portavoz de Federica Mogherini, Maja Kocijancic, en un comunicado.

Argentina

Mauricio Macri no ha hablado públicamente sobre la escalada de tensión en Venezuela, pero ha dejado claro de qué lado está. En la tarde de este jueves ha recibido en la Casa Rosada a Lilian Tintori, esposa del opositor Leopoldo López, encarcelado en Caracas, y le ha transmitido su "preocupación" por el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que reduce a una figura decorativa la Asamblea Nacional venezolana, dominada por el antichavismo. En un comunicado oficial, el Gobierno argentino ha informado de que Macri llamó ante Tintori a "recomponer el orden democrático en Venezuela" e insistió en "la necesidad de que se cumpla con un calendario electoral" que permita resolver la crisis. Tintori ha salido de la reunión, que duró 20 minutos, visiblemente satisfecha. "Venezuela es una dictadura y con los liderazgos fuertes de la región vamos a salir de esta dictadura y la forma de salir es con elecciones presidenciales este año 2017. El presidente Macri comparte esta idea, me dijo que eso es lo que tiene que pasar", ha dicho.

Macri lideró en el pasado la suspensión de Venezuela del Mercosur, bloque que ambos países comparten con Brasil, Paraguay y Uruguay. Ahora no ha dudado en recibir a Tintori, quien se encontraba en Buenos Aires como parte de una gira para promover la liberación de su esposo y otros dirigentes que la oposición considera presos políticos. Si bien no hizo aún declaraciones públicas, el gesto de recibir a Tintori es toda una posición política. La mujer le pidió a Macri que pida por la libertad de su marido y que haga valer su “liderazgo regional” y presione por un adelantamiento de las elecciones generales, previstas para 2018. “Fue una reunión muy sensible, sincera, Macri se mostró muy impresionado porque en las últimas horas se ratificó la dictadura en Venezuela”, dijo Tintori antes de dejar a la sede del Gobierno en Buenos Aires. Informa desde Buenos Aires, Federico Rivas Molina

México

Probablemente la más suave de las reacciones ante el auto-golpe de Estado en Venezuela ha sido la del Gobierno mexicano quien, en un comunicado, ha señalado que "reafirma su disposición a colaborar con el pueblo y el gobierno de Venezuela en todo aquello que pueda contribuir a una solución de los desafíos políticos, económicos y sociales en ese país".

Dicho esto, la Secretaría de Relaciones Exteriores, liderada por el canciller Luis Videgaray, expresa su "profunda" preocupación en concreto por: "el anuncio de que de que el Tribunal [Supremo venezolano] asumirá las competencias del poder legislativo de ese país, así como la decisión de limitar las facultades de dicha Asamblea Nacional y restringir la inmunidad parlamentaria de sus integrantes elegidos por el voto popular". 

Videgaray aseguró la semana pasada: "No podemos y no debemos seguir siendo indiferentes", dijo respecto a la situación en Venezuela. "Es un tema que le atañe a México y al resto de la comunidad americana; se trata de una violación sistemática a los principios de la democracia", apuntó desde Acapulco durante la convención bancaria anual.

Colombia

A través de la Cancillería, el gobierno de Colombia manifestó su preocupación por la decisión del Tribunal Supremo de Venezuela que en la noche del miércoles dejó sin competencias a la Asamblea Nacional. En una breve nota de prensa, publicada al mediodía, cuando en Bogotá Henrique Capriles llamaba a la acción internacional "para salvar la democracia" en su país, el gobierno de Juan Manuel Santos se pronunció.

"Colombia registra con profunda preocupación la decisión adoptada por el Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela de que sea su Sala Constitucional, o el órgano que ella disponga, la que asuma las responsabilidades de la Asamblea Nacional", señala el comunicado, en el que se reitera "la convicción de que la separación de poderes y el apego irrestricto a las normas constitucionales son fundamentos imprescindibles para la plena vigencia de la democracia representativa, la convivencia pacífica de la población y el Estado de Derecho".

El mensaje concluye con una manifestación de respaldo hacia los ciudadanos del país vecino, sin ir mucho más allá. "El Gobierno de Colombia seguirá reafirmando que corresponde al pueblo hermano de Venezuela, en el marco definido por su Constitución Nacional, encontrar soluciones a las graves dificultades que lo afectan, e insistiendo en la necesidad de un diálogo entre venezolanos en los temas esenciales para la estabilidad política y social del país como es el cronograma electoral". Informa desde Bogotá, Sally Palomino.

Chile

A través de su canciller Heraldo Muñoz, el Gobierno chileno ha manifestado su "preocupación por el agravamiento de la situación en Venezuela" y ha llamado a consultas a su embajador en Caracas, Pedro Ramírez. Muñoz además ha informado de que Chile consultará con "los países amigos" cómo proceder de ahora en adelante. "Queremos un entendimiento, que los propios venezolanos resuelvan sus asuntos, pero esto va a en la dirección opuesta", ha enfatizado.

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, publicó después en su cuenta de Twitter: "La situación en Venezuela es muy preocupante. En América Latina, debemos defender la convivencia democrática en nuestras sociedades".

La comisión de Relaciones Exteriores del Senado chileno, por su parte, ha rechazado "categóricamente" la decisión adoptada por Venezuela y ha expresado en una declaración pública que se deben aplicar las cláusulas democráticas de la OEA y de Unasur. Javier Sáez Leal envía la información desde Santiago de Chile.

Costa Rica

El Gobierno de Costa Rica ha calificado de "inadmisible" la pérdida de los poderes de la Asamblea Nacional de Venezuela por orden judicial, y ha insistido, en un comunicado de la Cancillería, en la necesidad de buscar una solución a la crisis por la vía multilateral en la OEA.

Además el Congreso de Costa Rica ha aprobado una moción en la que condena lo que considera un "golpe de Estado" en Venezuela y ha pedido invocar la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA). La Cámara legislativa ha manifestado también su solidaridad con el Parlamento venezolano y ha pedido al Gobierno de Costa Rica a que retire su representación diplomática en Venezuela, tal y como solicitó también el expresidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias.

Más información