Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

5. Moscú. Regreso al cementerio de estatuas

Escultura deteriorada de Stalin en el parque Muzeón de Moscú. Ver fotogalería
Escultura deteriorada de Stalin en el parque Muzeón de Moscú.

Lenin, Stalin y otros héroes revolucionarios dominan el paisaje en el parque Muzeón. Las esculturas forman una sección temática en este parque, eje integrador de varias zonas de esparcimiento a las orillas del río Moscova. Separadas por unas alambradas de espino, unas formas redondeadas y sin rasgos recuerdan a “las víctimas del régimen totalitario”.

A Muzeón vinieron a parar los héroes de piedra destronados dela URSS. Hay varias estatuas de Lenin y un Stalin de granito rosa al que le falta un trozo de nariz. Esta escultura tiene su historia: tras exhibirse en 1939 en Nueva York, se colocó en un parque moscovita, de donde fue retirada al morir Stalin. La estatua (aparentemente ya sin nariz) reapareció en 1991, cuando el Ayuntamiento reunió los monumentos desubicados del “periodo soviético”.

La imagen del fundador del KGB, Félix Dzherzhinski, es la misma —limpia y restaurada— que derribó la multitud en la plaza Lubianka en agosto de 1991, tras el intento de golpe de Estado. Yevgueni Ass, arquitecto del parque, hubiera deseado “poner las esculturas de espaldas a los paseantes, como castigadas, para demostrarles que ya no queríamos mirarlas a los ojos”.

Por el momento, las estatuas y los paseantes cruzan miradas, rodeados de artefactos, como un enorme escudo con la hoz y el martillo y el lema: “la URSS, bastión de la paz”.

Fotogalería | Muzeón de Moscú

5. Moscú. Regreso al cementerio de estatuas

Un recorrido por el cementerio de estatuas de la capital rusa

Más información