Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la televisión pública española: “España no fue colonizadora, fue evangelizadora”

Polémica en México tras las declaraciones de José Antonio Sánchez

El presidente de la Corporación RTVE, José Antonio Sánchez, afirmó en un acto celebrado el pasado jueves en la Casa de América en Madrid que la labor de España en América fue "evangelizadora y civilizadora". Su discurso, lejos de celebrar el compromiso de la televisión pública con el continente tras la firma de un convenio entre RTVE y la institución cultural latinoamericana para el intercambio de contenidos, ha desatado la polémica en las redes sociales mexicanas y españolas que han mostrado su malestar por las palabras del dirigente, máximo responsable de la radiotelevisión pública.

"Mi falta de conocimiento sobre el asunto, el exceso de trabajo que tengo y el poco tiempo que he tenido hace que la calidad de las palabras que voy a pronunciar deje mucho que desear por lo que pido perdón por las mismas", afirmó Sánchez en el arranque del discurso, de casi una hora de duración. Durante su intervención, invocó varias veces el espíritu civilizador, colonizador y evangelizador de España en territorio americano, las bondades de la conquista ("iglesias, escuelas y hospitales") frente al Imperio inglés y negó el exterminio de los indígenas por el avanzado nivel cultural de los españoles que conocían a Dante o a Petrarca, según sus palabras. "¿Qué se hicieron cosas malas? ¿Y quién no las hizo en una conquista?". Y citó a la historiadora y antropóloga australiana Inga Clendinnen, autora de Los aztecas. Una interpretación: "Lamentar la desaparición del Imperio azteca es como mostrar pesar por la derrota de los nazis en la II Guerra Mundial". 

José Antonio Sánchez, que fue nombrado por el Gobierno del Partido Popular (PP) ostenta su actual cargo (que ya desempeño entre 2002 y 2004) desde octubre de 2014.  De perfil polémico y antiguo colaborador en varios medios, los profesionales de RTVE han exigido su destitución por la "profunda degradación ética y deontológica" de los telediarios españoles.