Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco claves del bombardeo estadounidense en Siria

¿Cómo fue el ataque? ¿Cuál es la postura de Rusia? ¿Qué son los misiles Tomahawk?

Un plano de la base de Al-Shayrat, cerca de Homs (Siria).

Motivo del ataque

El motivo de la ofensiva estadounidense es un ataque de armas químicas perpetrado el martes por el régimen del presidente Bachar El Asad contra centenares de personas en la localidad de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, en el noroeste del país. No es la primera vez que se culpa a El Asad de un ataque químico. En 2013 se sospecha que el régimen sirio mató hasta 1.000 personas en un ataque similar.

¿En qué consistió?

Dos buques militares de la marina estadounidense, localizados en el mediterráneo oriental, dispararon un total de 59 misiles tomahawk a las 4:40 de la mañana hora local (8:40 PM en la costa este estadounidense, 7:40 PM en México) contra la base militar Shayrat del ejército sirio, donde la inteligencia de EE UU considera que El Asad contenía un arsenal de armas químicas. Desde esa base despegaron los aviones sirios que llevaron a cabo el ataque químico hace dos días.

Los objetivos de la ofensiva eran infraestructura: hangares, radares, edificios de almacenamiento de munición. En la base también había tropas sirias y rusas, según un comunicado del Pentágono, pero Rusia fue notificada del ataque con anterioridad.

¿Qué es un Tomahawk?

Nacieron durante la guerra del golfo pérsico en el año 1991 y contienen 450 kilogramos de explosivos. Estos misiles vuelan a casi 900 kilómetros por hora y tienen un alcance en torno a los 2.000 kilómetros con la capacidad cambiar de altura durante la trayectoria. Son disparados desde buques militares en vertical.

La última vez que EE UU usó este tipo de misiles fue en octubre de 2016 contra tres localidades en Yemen desde las cuáles habían sido atacadas las fuerzas americanas. Estos misiles son una parte central de la artillería estadounidense. El Gobierno estadounidense suele utilizarlo en misiones contra el ISIS.

El papel de Rusia

El Gobierno de Vladimir Putin ha sido más cauto que EE UU a la hora de hablar sobre el ataque de El Asad el martes y pidió una investigación “exhaustiva e imparcial”. Rusia ha sido aliada, por lo general, del régimen de El Asad, con quien mantiene relaciones cercanas y lucha contra el Estado Islámico (ISIS). EE UU, hasta ahora, ha tolerado la manutención de El Asad en el poder, pese a querer inicialmente derrocarlo, para centrar los esfuerzos en eliminar al ISIS.

Horas antes del bombardeo, Rusia advirtió en la Organización de las Naciones Unidas que cualquier acción militar estadounidense tendría "graves consecuencias".

Guerra siria

El conflicto sirio comenzó en 2011 como parte de la ola de rebeliones en países del norte de África y Oriente Próximo, conocida como la primavera árabe. Por toda la región, facciones opositoras a los líderes autoritarios de la región tomaron las calles para exigir la instauración de sistemas democráticos. En siria, una oposición fragmentada ha sido incapaz de derrocar al régimen de El Asad y la consecuencia han sido seis años de guerra y casi medio millón de muertes. Las divisiones también han fortalecido movimientos islámicos radicales como el ISIS, cuya destrucción ha sido de mayor prioridad para EE UU hasta ahora.

Más información