Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boris Johnson cancela su visita a Moscú por el ataque químico en Siria y la respuesta de EE UU

El ministro de Exteriores británico deplora la defensa rusa del régimen de Al Asad

Boris Johnson, el pasado día 6 en Atenas, durante una rueda de prensa. Reuters-Quality

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, ha anunciado este sábado que no visitará Moscú el próximo lunes, como estaba previsto, ante la "deplorable defensa continua" por parte de Rusia del régimen de Bachar al Asad, "incluso después del ataque con armas químicas contra civiles inocentes". En un comunicado divulgado este sábado por el Foreign Office tras el bombardeo por parte de Estados Unidos a una base militar siria como respuesta al ataque químico, Johnson ha señalado que "los acontecimientos en Siria han cambiado la situación de manera fundamental".

El ministro ha explicado en su nota que ahora su "prioridad" es "continuar los contactos con Estados Unidos y otros aliados" a fin de construir un "apoyo internacional coordinado para (lograr) un alto el fuego en el terreno y un proceso político intensificado". "Deploramos la defensa continuada de Rusia al régimen de [Bachar Al] Asad, incluso después del ataque con armamento químico contra civiles inocentes", ha afirmado el jefe de la diplomacia británica.

Johnson ha instado a Rusia a "hacer todo lo posible para obtener un acuerdo político en Siria y trabajar con el resto de la comunidad internacional con el objetivo de asegurar que los impactantes eventos de la pasada semana no vuelven a repetirse".

En ese comunicado difundido por Exteriores, el político conservador apunta que [el secretario de Estado de Estados Unidos. Rex Tillerson, "sí visitará Moscú como estaba planeado y, tras la cumbre del G7, podrá trasladar un mensaje claro y coordinado a los rusos".

Más de 70 personas murieron este martes en Siria tras un bombardeo aéreo con armas químicas contra la localidad de Jan Sheijun, en la provincial de Idleb y bajo control de fuerzas rebeldes, que ha dejado alrededor de un centenar de muertos, entre ellos muchos niños. Estados Unidos respondió al ataque con un bombardeo aéreo de 59 misiles, sin previa consulta de la ONU, lo que ha tensado las relaciones con Rusia.

Esta es la segunda vez que se cancela el viaje de Johnson, que se habría convertido en el primer ministro británico de Exteriores que visitase Rusia en cinco años. El mes pasado, la cancelación se debió a un acto de la OTAN. La cancelación podría ser interpretada por Moscú como un desplante, ya que el mismo viernes las autoridades rusas confirmaron que estaban ultimando los detalles de la visita. Estaba previsto que se reuniera con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, y con activistas de Derechos Humanos rusos y empresarios británicos.

Más información