Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Perú detiene a un gobernador por el ‘caso Odebrecht’

Félix Moreno, presidente regional del Callao, principal puerto peruano, está acusado de haber recibido dos millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña

Sede de Odebrecht en São Paulo, en diciembre pasado.
Sede de Odebrecht en São Paulo, en diciembre pasado. EFE

El Poder Judicial dictó 18 meses de prisión preventiva contra Félix Moreno, gobernador regional del Callao —principal puerto peruano—. Está acusado de haber recibido dos millones de dólares en sobornos de la empresa Odebrecht, por la adjudicación del proyecto de la vía rápida de la Costa Verde-Tramo Callao.

Los inconvenientes judiciales de Moreno comenzaron el domingo pasado, cuando la fiscalía allanó por sorpresa tres inmuebles suyos, en los distritos del Callao, Magdalena y La Molina. La diligencia estuvo a cargo del fiscal anticorrupción Hamilton Castro, jefe del equipo especial que investiga el capítulo peruano del caso Lava Jato.

Al mismo tiempo, eran intervenidas las viviendas de Gil Shavit, quien habría sido el nexo entre Moreno y Odebrecht. Se trata de un empresario que llegó a ser cercano al hoy prófugo Expresidente Alejandro Toledo y a Josef Maiman, implicados en el pago de coimas (sobornos) de la constructora brasileña por la concesión de la Carretera Interoceánica, que une Perú y Brasil. Shavit había sido citado por la fiscalía para hablar de su relación con Toledo, pero al no presentarse se solicitó su detención preventiva. Esta se produjo el mismo domingo en el aeropuerto internacional Jorge Chávez, al volver de un viaje a La Habana.

Según la fiscalía, el monto total pedido a Odebrecht por la licitación del proyecto de la Costa Verde-Tramo Callao fue de cuatro millones de dólares. Félix Moreno ganaría el 60% y su socio el 40% restante. Al gobernador regional del Callao le habrían entregado cinco armadas de 400.000 dólares. Presuntamente, el intermedio fue Luis Favre, conocido asesor político que luego participó de la campaña electoral de Moreno y que ha negado cualquier vínculo en la operación. Por su parte, Shavit recibió sus pagos en una empresa «offshore». Éstos se interrumpieron en junio de 2015, cuando Marcelo Odebrecht fue detenido por la justicia brasileña.

Félix Moreno estaría incurso en los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos. La orden de prisión preventiva en su contra fue emitida por el juez penal nacional Ricardo Manrique Laura, quien la consideró necesaria para impedir que las investigaciones puedan ser obstruidas. Fue presentada por el fiscal Castro, que la sustentó con testimonios de colaboradores eficaces, delaciones premiadas ocurridas en Brasil y varios documentos probatorios.

Moreno se declaró inocente y pidió al juez Manrique que rechace la solicitud de la fiscalía. En su alegato, dijo: «De repente hemos cometido errores administrativos, pero no he robado. No he recibido un solo dólar o sol. Yo no me corro, ni me correré, aquí están mis hijos y padres, asumo mi responsabilidad».

Al final de la audiencia, Moreno fue detenido para su traslado a la carceleta del Poder Judicial. De ahí se espera que sea trasladado al penal Piedras Gordas. Su defensa apeló la decisión, que consideró «arbitraria».

De este modo, el gobernador regional del Callao se ha convertido en la primera autoridad electa y en funciones que es detenida como parte de la trama de sobornos de la empresa Odebrecht en Perú. Como señaló el fiscal Castro en la audiencia, Félix Moreno podría recibir una pena mínima de 12 años y una máxima de 23 años de prisión.

Más información