Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conmoción en Argentina por el asesinato de Micaela García, una activista del movimiento Ni Una Menos

El principal sospechoso es un violador que llevaba unos meses en libertad condicional

Micaela Garcia
Una manifestación para exigir justicia por la muerte de García, este sábado. EFE

La sociedad argentina se ha conmocionado por el asesinado de una joven activista del movimiento Ni Una Menos, que ha dado visibilidad mundial al problema de los feminicidios. Micaela García, de 21 años, ha sido encontrada muerta el pasado sábado, después de una semana de haber desaparecido. El principal sospechoso, Sebastián Wagner, había sido condenado en 2012 por dos violaciones, pero salió en libertad condicional hace menos de un año, lo que ha generado críticas hasta del presidente Mauricio Macri.

García desapareció el 1 de abril cuando salía de una discoteca en Gualeguay, una localidad de la provincia de Entre Ríos, 230 kilómetros al norte de Buenos Aires. Las cámaras de seguridad de la zona registraron que a García la había seguido un coche perteneciente a Wagner, de 30 años, que al día siguiente huyó de la ciudad. El pasado viernes, según el diario La Nación, los familiares del sospechoso decidieron avisar a la policía de que estaba escondido en su casa de la provincia de Buenos Aires, donde fue detenido. Ese mismo día habían sido hallados rastros de la ropa de la chica y el sábado fue encontrado su cuerpo, en avanzado estado de descomposición, junto a un árbol a las afueras de Gualeguay.

La indignación despertó en varias ciudades del país. El fin de semana hubo manifestaciones en Buenos Aires, Rosario, Santa Fe y otras localidades más pequeñas, organizadas por colectivos contra la violencia machista, como Ni Una Menos, en el que García participaba activamente. "Micaela quería una sociedad más justa, no vamos a claudicar en esa lucha", señaló a la agencia Telam Sandra Miguez, periodista y portavoz de la Red de Periodistas con visión de género. La madre de la chica ha escrito en su cuenta de Facebook que seguirá luchando por los ideales de su hija y ha convocado a un homenaje para este martes.

Micaela García con una camiseta contra el feminicidio.
Micaela García con una camiseta contra el feminicidio. Facebook

El presidente Macri ha sugerido este domingo que debería ser separado de su cargo el juez Carlos Rossi, que dejó en libertad al principal sospechoso del feminicidio. "Este tipo de jueces no lo podemos tener", ha declarado a una radio argentina. También el ministro de Justicia, Germán Garavano, ha dicho que si Rossi no renuncia, "el Consejo de la Magistratura debería removerlo", según la agencia Efe.

Medios argentinos han asegurado que cuando el juez decidió otorgar la libertad condicional a Wagner, ignoró un informe del servicio penitenciario de la provincia que advertía de que el interno no respetaba las normas ni se integraba a las actividades que se le proponían.

En Argentina se registra un feminicidio cada 30 horas. En 2016 hubo 290 asesinatos de mujeres en todo el país.

Más información