Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de ‘hackers’ filtra métodos de espionaje que atribuye a EE UU

La agencia de seguridad estadounidense se habría adentrado en el sistema bancario europeo SWIFT

La sede de la Agencia Nacional de Seguridad en Fort Meade, Maryland.
La sede de la Agencia Nacional de Seguridad en Fort Meade, Maryland. AP

Un grupo de hackers ha revelado herramientas de espionaje utilizadas supuestamente por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Según los documentos de Shadow Brokers, la organización de piratas informáticos que asume la filtración, el material habría servido a la NSA para adentrarse en redes de ordenadores y servidores de instituciones financieras y del sistema bancario SWIFT gracias a los fallos de seguridad de productos de Microsoft Windows.

La filtración contiene una de las mayores colecciones de herramientas reveladas hasta ahora y permite conocer también para qué las utilizó la NSA. Según un análisis de The Washington Post, los documentos de Shadow Brokers pueden tensar aún más la relación entre el gobierno de EE UU y las empresas de tecnología, que llegó a su punto más bajo tras la filtración de Edward Snowden sobre el espionaje masivo por parte de la agencia en 2013.

La documentación de Shadow Brokers apunta a que la NSA detectó y utilizó vulnerabilidades en sistemas informáticos que usan productos Windows para infiltrarse en el sistema financiero SWIFT, que funciona bajo legislación belga. Este servicio europeo que permite enviar datos sobre transacciones entre distintos bancos y habría servido a la NSA de puente entre sus operaciones y las instituciones financieras de Oriente Medio a los que presta servicio SWIFT.

EastNets, uno de los proveedores cuyos servicios se habrían visto comprometidos por la NSA, ha negado que las alegaciones realizadas por los hackers sean verdad. “Podemos confirmar que los datos de nuestros clientes están seguros”, declara un comunicado de la empresa publicado este viernes. La compañía añade que las imágenes proporcionadas por los piratas informáticos corresponden a servidores internos retirados en 2013.

La agencia estadounidense que vigila por la seguridad de las comunicaciones y participa en la lucha antiterrorista, también habría aprovechado esos mismos agujeros de seguridad de Windows para rastrear información relacionada con movimientos financieros en bancos de Oriente Medio, según expertos consultados por la agencia France Presse. Entre los países afectados se encontraría Kuwait, Dubai, Bahréin, Jordania, Yemen y Qatar.

“Creo que nunca he visto tantas infiltraciones reveladas de una sola vez”, declaró el experto en seguridad y cofundador de Hacker House, Matthew Hickey, a The Intercept. Hickey añade que la relevancia de los documentos que acaban de salir a la luz “no se puede exagerar” porque las mismas herramientas que empleó la NSA “ahora mismo pueden caer en manos de cualquiera que desee descargarlas”.

Otros expertos aseguran sin embargo que este tipo de métodos solo son efectivos mientras pueden ser utilizados en secreto, ya que las compañías como Microsoft pueden solucionar los agujeros de seguridad o, en el caso de sus clientes, optar por otras alternativas. La empresa asegura que no ha sido contactada por las autoridades en relación con las infiltraciones informáticas a través de sus productos.

La filtración de Snowden que reveló en 2013 cómo la NSA había guardado datos de las comunicaciones de los estadounidenses y de líderes extranjeros, también desveló que la agencia había recabado datos a través del sistema SWIFT. La NSA actuó además en secreto, sin atenerse al acuerdo alcanzado con las autoridades europeas para rastrear movimientos financieros en el marco de la lucha antiterrorista.