Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía sospecha que el atentado de Dortmund se hizo con material militar

La prensa alemana publica que el ataque habría sido mortal si los artefactos hubieran explotado un segundo antes

La policía vigila la entrada del estadio del Borussia de Dortmund antes del partido contra el Eintracht Frankfurt el pasado sábado.
La policía vigila la entrada del estadio del Borussia de Dortmund antes del partido contra el Eintracht Frankfurt el pasado sábado. AP

Nuevas revelaciones indican que el ataque al autobús de los jugadores del Borussia de Dortmund podría haber sido catastrófico y mortal, de haber explotado los artefactos apenas un segundo antes. Los explosivos utilizados podrían proceder del propio Ejército alemán, según ha publicado este fin de semana la prensa local, que cita a fuentes de la investigación.

Cinco días después de que tres artefactos estallaran al paso del autobús de los jugadores del Borussia de Dortmund, los autores del ataque andan sueltos y los investigadores mantienen varías líneas de trabajo abiertas. La Fiscalía Federal barajó en un principio la hipótesis de que se trata de un atentado islamista, después de hallar en el lugar del ataque tres cartas en la que los autores aseguraban actuar en nombre de Alá. En los últimos dos días sin embargo, proliferan las dudas acerca de la autenticidad de las misivas. Mientras, ha aparecido una nueva supuesta reivindicación, esta vez de militantes de extrema derecha, según publicó el Tagesspiegel.

El jugador español, Marc Bartra, de 26 años resultó herido en el brazo y la muñeca a causa del ataque contra el autobús del equipo que se dirigía al estadio para jugar un partido de la Champions y que tuvo que ser pospuesto 22 horas. Un policía que escoltaba el autobús también sufrió heridas, en el oído.

“Si los artefactos hubiesen explotado apenas un segundo antes, la magnitud del impacto sobre el autobús habría sido mucho mayor y con certeza habría habido heridos graves e incluso muertos”, declaró una fuente oficial de la investigación al Bild am Sonntag. La misma fuente de la Oficina Federal de Investigación Criminal, -que ha dedicado un centenar de personas a este caso-, indicó que el policía se salvó de milagro, y que de haber pasado por el lugar del ataque un segundo antes, habría recibido el impacto de la carga explosiva de lleno.

Metralla de las Fuerzas Armadas

Mientras, el dominical Welt am Sonntag citaba también fuentes de la investigación, que indicaban que “los artefactos explosivos contenían metralla que podrían proceder de las Fuerzas Armadas”. El detonador utilizado resulta difícil de conseguir y presupone conocimientos técnicos específicos, según la fuente. El periódico cita también a la policía regional de Renania del Norte-Westfalia, según la cual podría haber más ataques en grandes eventos deportivos o culturales, donde la seguridad deberá ser reforzada. La seguridad en la Bundesliga se ha visto reforzada este fin de semana.

"Íbamos sentados en el autobús, como siempre. Salíamos del hotel del equipo cuando de repente hubo una explosión. Nuestras cabezas se sacudieron y un silencio. Entonces, alguien gritó, era Marc [Bartra]", explicó el portero del equipo Roman Bürki al suizo Der Bund. Bürki asegura que todavía no puede dormir bien por la noche y que se despierta sobresaltado.

El ataque al autobús del Borussia de Dortmund, un equipo emblemático, ha incrementado el sentimiento de vulnerabilidad en Alemania, víctima de atentados de diversa gravedad en los últimos meses. La seguridad se ha convertido precisamente en uno de los temas centrales con vistas a las elecciones generales que se celebrarán en otoño.

Más información