Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los huevos de Pascua de Melania Trump

La familia presidencial celebra una fiesta privada y exclusiva en su residencia de Mar-a-Lago la víspera del tradicional acto de la Casa Blanca, que este año llega deslucido

Donald y Melania Trump llegan a la base Andrews a las afueras de Washington con su hijo Barron.
Donald y Melania Trump llegan a la base Andrews a las afueras de Washington con su hijo Barron. REUTERS

La Pascua de 2017 se le atraganta a Donald Trump. A las críticas por la mala organización de la tradicional búsqueda de los huevos decorados en la Casa Blanca, que será este lunes, se suma ahora una nueva polémica, la celebración la víspera de un "evento privado, exclusivo y cerrado a la prensa" en su residencia de Mar-a-Lago en Florida, según cuenta la web de izquierdas Occupy Democrats, fundada en 2012 para servir de contrapeso al Tea Party.

Varios reporteros que siguen a la familia Trump, como Chris Geidner de BuzzFeedNews, explican en diversos medios que asistieron a la llegada de los coches de lujo a Mar-a-Lago, donde se colocó una alfombra roja. La propia Melania Trump publicó fotos del evento en sus cuentas de Twitter e InstagramLara Trump y Donald Trump Jr. también subieron fotos en sus perfiles de Instagram. 

🐰🌸🐥

Una publicación compartida de Lara Trump (@laraleatrump) el

From our family to yours may you all have a very happy Easter Sunday. #easter #easterbunny #family #weekend #familytime

Una publicación compartida de Donald Trump Jr. (@donaldjtrumpjr) el

@FLOTUS will host the annual White House Easter Egg Roll on Monday! 🐣 #melaniatrump #flotus #firstlady #easter #whitehouse

Una publicación compartida de Melania Trump Updates (@flotus_melania) el

El presidente estadounidense regresó a Washington este domingo tras unas breves vacaciones de Semana Santa en Florida. El mandatario y un séquito de asesores y familiares, incluida la primera dama y su hijo menor Barron, de 11 años, llegaron a la Base Aérea Andrews, cerca de Washington, hacia las 6.26 hora local (22.26 GMT). Hoy, ambos serán los anfitriones de la carrera de los huevos de Pascua en los jardines de la Casa Blanca.

Sus vacaciones de Semana Santa incluyeron algunas horas en su club de golf Trump International el viernes y sábado. Se trata de su 17ª y 18ª visitas a un campo de golf desde que asumió el cargo de presidente el 20 de enero, de acuerdo con la cuenta que lleva NBC News. Antes de ser elegido, Trump criticó reiteradamente a su predecesor, Barack Obama, por jugar golf los fines de semana.

El domingo temprano, la familia presidencial asistió a una misa de Pascua en la Iglesia Episcopal de Bethesda-by-the-Sea en Florida, en la que la pareja se casó en 2005. Trump se sentó cerca del altar con su esposa y los padres de ella, junto con sus hijos Tiffany y Barron. El presidente envió un mensaje de felicitación de Pascua por Twitter, al igual que la primera damaDespués, regresó a Mar-a-Lago, donde, de acuerdo con un asesor de la Casa Blanca, se reunió con sus hijos Donald y Eric para almorzar y para celebrar la Pascua, incluida la criticada fiesta de búsqueda de huevos para invitados vip. 

Los Trump ya han recibido fuertes críticas por la mala de planificación de la búsqueda de los huevos de Pascua o Easter Egg Roll de la Casa Blanca, que se celebra cada lunes de Pascua desde 1878 en la residencia presidencial. Se trata de uno de los actos públicos y festivos más importantes de la Presidencia de EE UU, ya que acuden miles de personas. El año pasado, fueron 37.000 los participantes. Es la primera dama la que suele encargarse de supervisar el evento, pero como Melania no vive en la Casa Blanca, este año los preparativos se han retrasado. Según el New York Times, la primera dama "no ha tenido tiempo" de organizar el festejo. 

Este diario cuenta que el 20 de febrero, la empresa que se encarga de hacer los huevos para la Casa Blanca alertó en Twitter de que aún no había recibido el pedido y se agotaba el tiempo. A primeros de marzo, la Casa Blanca anunció que ya había hecho el pedido. Si embargo, critica el rotativo, la tardanza en empezar a planear el evento "apunta a un acto más pequeño y menos ambicioso que otros años", con unos 20.000 asistentes y con "bandas de música militares" en lugar de las actuaciones de Justin Bieber o Ariana Grande de otros años.

Stephanie Grisham, la nueva directora de comunicación de Melania, explicó al diario que se espera movilizar a 500 voluntarios, la mitad de lo que suele ser habitual. Tampoco van a acudir todos los personajes de Sesame Street (Barrio Sésamo en España), ya que la solicitud llegó demasiado tarde a PBS Kids, que ha confirmado que solo irá uno.

Más información