Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 100 víctimas en un ataque talibán a la base militar afgana

El asalto fue cometido el viernes por la noche por una decena de hombres armados

Soldados haciendo guardia en el lugar en el que se produjo el ataque, este viernes.
Soldados haciendo guardia en el lugar en el que se produjo el ataque, este viernes. EFE

"Al menos 100 soldados resultaron muertos y heridos" en el ataque de los talibanes a una base militar en el norte de Afganistán, informó este sábado el ministerio de Defensa. Es el primer balance oficial de fuente afgana desde el ataque contra la base cometido este viernes por la noche por una decena de hombres armados. Otras fuentes oficiales sin identificar citadas por la agencia Reuters elevan a 140 el número de soldados muertos en este ataque. Un oficial estadounidense en Washington ya había indicado el viernes que había más de 50 muertos.

El ataque es la primera acción insurgente de envergadura en el país desde que hace una semana EE UU arrojó el proyectil GBU-43, apodado "madre de todas las bombas". Comenzó poco después del mediodía, cuando los soldados salían de la mezquita tras las oraciones del viernes, en un cuartel situado en el distrito de Dehdadi, en la provincia septentrional de Balkh.

Duró varias horas y, según un portavoz del ejército estadounidense en Kabulque, no quiso ser identificado, fue reivindicado por los insurgentes. "Hubo diez asaltantes, siete de ellos fueron abatidos, dos se inmolaron y uno fue detenido por las fuerzas afganas", explicó el portavoz del ministerio de Defensa afgano, Dawlat Waziri.

El general estadounidense John Nicholson, que lidera la operación de la OTAN Resolute Support, precisó con un comunicado que el ataque se produjo "mientras los hombres rezaban o se hallaban en la cantina" de la base, que pertenece al 209º cuerpo del ejército afgano, cerca de Mazar.

Se trata del peor ataque contra las fuerzas afganas desde el ocurrido a principios de marzo, y que duró varias horas, contra el principal hospital militar de Afganistán, en Kabul, y que dejó oficialmente 50 muertos, aunque quizá hubo más del doble de fallecidos.

El portavoz de los talibanes, Zabihulá Muyahid, ha señalado en un comunicado este sábado que el ataque es una represalia por la reciente muerte de varios líderes del grupo insurgente en el norte de Afganistán.

Más información