Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kuczynski insinúa la posibilidad de liberar a Alberto Fujimori

El exdictador, de 78 años, se encuentra en prisión desde 2007 por violación de los derechos humanos y corrupción

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, ha vuelto a abrir la posibilidad de liberar al exmandatario Alberto Fujimori, encarcelado desde 2005 por crímenes de lesa humanidad y corrupción. El jefe de Estado afirmó el jueves, en la conmemoración de la Operación Chavín de Huántar, que liberó la Embajada de Japón de un asalto subversivo en 1997, que Fujimori se había portado “de manera eximia” con esta. También celebró la asistencia de Keiko Fujimori, hija y heredera política de Alberto, y señaló que era necesario “voltear la página”.

Pedro Pablo Kuczynski
El presidente Pedro Pablo Kuczynski en un acto conmemorativo en Lima, el pasado jueves. GETTY

La situación judicial de Fujimori ha estado en el centro de la agenda política peruana desde que, a finales de 2000, viajara a la cumbre anual del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Brunéi. Los escándalos de corrupción lo tenían cercado tras la publicación de un vídeo en el que se veía a su todopoderoso asesor, Vladimiro Montesinos, comprar el cambio de bando de un congresista, que pasaba al partido de Gobierno. A los pocos días de llegar a Brunéi, Fujimori se marchó a Japón, desde donde pretendió renunciar a la presidencia por fax y donde se instaló a vivir.

El 6 de noviembre de 2005 viajó sorpresivamente a Chile. Contra sus cálculos, las autoridades chilenas lo detuvieron y nunca más recuperó su libertad. Fue extraditado a Perú en 2007 y después de ser juzgado recibió varias condenas por violación a los derechos humanos y corrupción. Desde entonces, su permanencia en la cárcel ha alimentado un debate que se ha agravado con el paso del tiempo (Fujimori tiene 78 años) y el empeoramiento de su salud. El expresidente Ollanta Humala rechazó todas las solicitudes para su indulto. La última fue presentada a fines del año pasado, cuando Kuczynski ya era presidente, y fue declarada inadmisible por problemas de forma.

Kuczynski volvió a tocar el tema el jueves pasado en la ceremonia por los 20 años de la Operación Chavín de Huántar, en la que un comando liberó la residencia del embajador del Japón en Lima de manos del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, que mantenía 72 rehenes. Sus palabras despertaron un sinfín de especulaciones, que se intensificaron cuando el propio Fujimori escribió en su cuenta de Twitter: "El presidente Kuczynski propuso hoy voltear la página. ¡Tiene razón! Los peruanos debemos de construir una agenda común con apoyo de todos". Kuczynski comentó: "Estoy de acuerdo [con lo dicho por Fujimori]". Y agregó: "Yo creo que lo que significa es olvidar y perdonar ciertas cosas y sobre todo tener un diálogo alturado sobre las grandes prioridades del Perú".

Poder político a favor del patriarca

Los fujimoristas, que cuentan con la mayoría del Congreso y podrían aprobar una ley de arresto domiciliario unilateralmente, no parecen entusiasmados con las sugerencias de Kuczynski. La parlamentaria Úrsula Letona la descartó: "Son solo especulaciones, él no ha hecho ningún pedido de indulto. La familia Fujimori ha dicho claramente que no van a usar el poder político ni a nuestra bancada para beneficiar a Fujimori. Así que esa discusión está zanjada".

Partido de Gobierno

El siguiente paso lo dio el congresista Carlos Bruce, portavoz del gubernamental Peruanos por el Kambio (PPK), quien dijo: "No hay que quedarse en los odios y las pasiones. De manera personal, y si me preguntan, yo liberaría a Alberto Fujimori". Y aseguró que el expresidente "ya pagó sus culpas y ya es un hombre de edad". Cuando le preguntaron por estas impresiones, Kuczynski aumentó la expectativa: "En el Perú tenemos que voltear la página en algunas cosas para tener una sociedad más unida. Nosotros estamos estudiando el caso". También se refirió a la necesidad de una modificación en la ley penal para permitir que los reos en la misma condición de edad y salud que Fujimori puedan optar por una prisión domiciliaria.

El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, se presentó ante el Congreso para sustentar el paquete de medidas para reconstruir las zonas del país asoladas por los temporales de los últimos meses. Zavala aseguró que el Gobierno peruano no está negociando la libertad de Fujimori a cambio de la aprobación de estas leyes. "El presidente va a evaluar las propuestas que puedan presentar [los legisladores] de manera general que permite que ciertas personas cumplan sus condenadas en su domicilio. El presidente no ha hablado de un indulto", afirmó.

Zavala no había terminado de hablar cuando Roberto Vieira, congresista expulsado de las filas de PPK, ya había presentado el primer proyecto de ley relacionado, que ha recibido numerosas críticas. La iniciativa propone el "beneficio penitenciario de la libertad condicional" para personas mayores de 75 años y no el arresto domiciliario. Entre sus requisitos se incluye que el reo "sufra alguna enfermedad o su estado de salud sea de pronóstico reservado". Este no es el caso de Alberto Fujimori, por lo que no se le podría aplicar.

Más información