Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Checo Pérez termina sexto en Rusia durante una gran carrera que ganó Bottas

El corredor finlandés de Mercedes consigue su primera victoria en la Fórmula uno, por delante de los Ferrari de Vettel y Raikkonen. El piloto mexicano encadena 14 carreras sumando puntos

GP Rusia F1 Ver fotogalería
Bottas, por delante de Vettel. AFP

El mexicano Sergio Pérez, sexto clasificado en el Gran Premio de Rusia de Fórmula Uno, indicó que el resultado conseguido por el equipo Force India en el Autódromo de Sochi es "excelente", ya que su compañero, el francés Esteban Ocon, terminó justo por detrás de él.

Con ocho puntos más, el 'Checo' Pérez eleva su contador a 22 y se sitúa en el séptimo lugar de la clasificación de pilotos tras los dos Ferrari, los dos Mercedes y los dos Red Bull. "Estoy muy contento porque hemos conseguido un excelente resultado para el equipo, unos muy buenos puntos", comentó el mexicano.

Pérez apuntó, no obstante, que tanto Red Bull como Williams deberían "haber terminado con los coches por delante".

Advirtió asimismo el piloto mexicano que para el Gran Premio de España, que del 12 al 14 de mayo se disputará en Barcelona, espera "una buena mejora" que le permita acercarse más al grupo cabecero.

Mucho peor le fue al español Fernando Alonso que ni siqufiera pudo empezar. Visto que el nivel de competitividad del coche que actualmente conduce Fernando Alonso no le permite llevar al límite sus habilidades como conductor, el español puede dedicarse esta temporada a poner a prueba sus nervios.

En este sentido, si no se lió a golpes en Sochi tras tener que regresar a pie al garaje de su equipo al quedarse tirado a mitad de la vuelta de formación del Gran Premio de Rusia, el asturiano ya tiene asegurado un notable alto en autocontrol. 

“Falló el motor, nada más arrancar, en la vuelta de formación. No tenía la potencia normal. Me dijeron por la radio que cambiara una serie de parámetros con los dispositivos del volante, para ver si podíamos volver a hacer funcionar el ERS, pero no funcionó”, resumió Fernando Alonso. “Hoy no pudimos ni siquiera salir a correr, así que ojalá podamos resolver estos problemas”, añadió el bicampeón del mundo con Renault (2005 y 2006), que el miércoles tiene previsto subirse por primera vez, en Indianápolis, al monoplaza con el que tomará parte en la próxima edición de las 500 Millas, el 28 de mayo.

Obligado a quedarse en el circuito, el buque insignia de McLaren se plantó delante del televisor y vio, como un aficionado más, el ejercicio de control que llevó a cabo Valtteri Bottas para adjudicarse su primera victoria en el Mundial de F1. El finlandés, fichado este año por Mercedes como sustituto de Nico Rosberg, se había mostrado algo despistado hasta que esta este domingo emergió con fuerza desde el primer momento. Colocado el tercero en la parrilla, el de Nastola encontró un carril que le llevó a liderar el pelotón ya en la primera curva, y a partir de entonces circuló a sus anchas hasta las últimas tres vueltas, en las que se defendió con todo lo que tuvo a su alcance y también con la ayuda de Felipe Massa, que entorpeció al alemán de Ferrari mientras este le doblaba (penúltima vuelta).

Ochenta participaciones esperó Bottas antes de sumar su primera ‘pole’ (Bahréin), y una más en encaramarse al peldaño más alto de un podio completado por Vettel y Kimi Raikkonen, su vecino en el taller de la Scuderia. Fuera de la ceremonia del champán se vio Lewis Hamilton (cuarto), muy desenfocado desde el viernes y que con este resultado pierde pie en su pulso con el tetracampeón por la corona. Carlos Sainz, por su parte, volvió a puntuar al concluir el décimo.

Más información