Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho muertos y 25 heridos en un atentado suicida contra un convoy de la OTAN en Kabul

El ataque con bomba, que se ha producido dentro de la zona de seguridad de la capital afgana, ha dejado también 25 heridos

Atentado en Kabul
Las fuerzas de seguridad inspeccionan el lugar del atentado suicida en Kabul. AP

Al menos ocho personas han muerto y otras 25 han resultado heridas en un atentado suicida con bomba perpetrado a primera hora de este miércoles contra un convoy de la OTAN en Kabul, la capital de Afganistán, según el Ministerio del Interior. El Estado islámico se ha atribuido su autoría.

La mayoría de las víctimas son civiles, según ha precisado un portavoz del Ministerio del Interior sin facilitar un desglose. Entre los ocho muertos, "todos civiles", hay mujeres y niños, ha asegurado el viceportavoz del Ministerio afgano de Interior, Najeeb Danish. Por su parte, portavoz de la misión de la Alianza Atlántica en el país, William K. Salvin, ha confirmado a través de un breve comunicado que uno de sus convoyes ha sido atacado por un suicida cargado de explosivos y que en la acción han resultado heridos tres de sus miembros.

"Ninguno de ellos sufrió heridas que puedan suponer un riesgo para sus vidas, se encuentran en situación estable y están siendo tratados en instalaciones médicas de la coalición", ha detallado Salvin. La OTAN no ha precisado las nacionalidades de los soldados heridos.

El ataque se ha producido a las 7.45 hora local (5.15 de la madrugada en la España peninsular) en la plaza Masud del Distrito Policial 9, dentro de la zona de alta seguridad de la ciudad. La plaza, muy transitada, está "cerca de la embajada de Estados Unidos" y del cuartel general de la misión de la OTAN en el país asiático, ha precisado el portavoz de la Policía de Kabul, Basir Mujahid. También está cerca el Tribunal Supremo del país y de la base de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad. 

El jefe del Ejecutivo afgano, Abdulá Abdulá, ha condenado el ataque y se ha mostrado "profundamente triste por el ataque terrorista que mató a civiles inocentes". "Me solidarizo con las víctimas", ha subrayado Abdulá en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

El atentado iba dirigido contra una caravana de MRAP (vehículos blindados antiminas), ha dañado dos de los blindados y ha dejado un cráter en la carretera, según testigos y un fotógrafo de AFP. El ataque ha sido asumido por el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), que ya reivindicó otro ataque el mes pasado en el área de mayor seguridad de Kabul, con cinco civiles muertos y tres heridos cuando un suicida a pie intentó detonar los explosivos que portaba contra un vehículo de empleados del Gobierno en el exterior del Palacio Presidencial.

El Gobierno afgano ha ido perdiendo terreno frente a la avanzada de los talibanes y otros grupos insurgentes desde el final de la misión militar de la Alianza Atlántica el año pasado. En la actualidad apenas controla un 57% del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán del Congreso de EE UU.

El secretario estadounidense de Defensa, Jim Mattis, que el mes pasado visitó Kabul en momentos en que EE UU busca rediseñar su estrategia en Afganistán, advirtió de que se avecina "otro año duro" tanto para las fuerzas extranjeras como locales en el país.

Más información