Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pisner, la cerveza que viene del pis humano

Una cervecera danesa fabrica esta bebida con malta fertilizada con orina recogida en un festival

Botellas de Pisner en la planta de Norrebro Bryghus en Hedehusene (Dinamarca). Reuters-Quality

No es una broma. La cerveza danesa Pisner incluye pis humano, orina de persona, en su proceso de creación. Y se llama así por eso. El nombre es una combinación entre la forma que en Dinamarca llaman coloquialmente a la micción (pis, como en España) y el tipo de cerveza resultante, una pilsner (o pilsener). Pero, tranquilos, no es un bebedizo hecho de pis filtrado devuelto a la botella, en una especie de círculo de reciclaje (tipo Mi agüita amarilla que cantaron Toreros Muertos). No hay ningún residuo humano. Directamente, no.

Lo que han hecho los creadores de la nueva cerveza es utilizar orina humana para fertilizar/regar los campos de cebada malteada imprescindible para la confección de este brebaje popular. Para ello, recogieron 50.000 litros de los urinarios instalados para el festival de música de Roskilde en 2015, uno de los más grandes del norte de Europa. Los orinantes sabían que estaban contribuyendo con sus residuos líquidos a un proceso de reciclaje de cerveza, lo que más se vendió en el festival.

Zona de urinarios donde fue recogido el pis en el festival danés. Se lee:
Zona de urinarios donde fue recogido el pis en el festival danés. Se lee: "No malgastes tu pis. Granjeros daneses pueden convertirlo en cerveza de nuevo"

"Cuando comenzó a correr la idea de que íbamos a preparar Pisner vino a vernos mucha gente que pensaba que estábamos filtrando orina para ponerla directamente en la botella. Hicimos unas buenas risas con eso", ha explicado en Hedehusene (Dinamarca) Henrik Vang, director ejecutivo de la cervecera Norrebro Bryghus.

"La razón por la que hacemos Pisner es porque somos una cervecería artesanal de Copenhague y todas nuestras cervezas son orgánicas. Así, pensamos que sería una gran idea también entrar en la cerveza reciclable", ha añadido Vang a la agencia Reuters.

Planta embotelladora de Pisner: puede verse el dibujo de la etiqueta.
Planta embotelladora de Pisner: puede verse el dibujo de la etiqueta. REUTERS

Parece que han acertado, ya que el Consejo de Agricultura y alimentación de Dinamarca ha denominado beercycling (de cerveza y reciclaje) la técnica utilizada para hacer esta Pisner. Con lo que Toreros Muertos no iban tan descaminados. La etiqueta, además, juega con este círculo o ciclo de beber, expulsar, regar, reciclar, beber...

La  orina sustituyó a los estiércoles animales u otros nutrientes para vegetales elaborados en fábrica. Y la producción así regada ha sido suficiente para elaborar 60.000 botellas de Pisner. "Es una buena cerveza", ha asegurado el catador Birden Eldahl. Los empresarios aún no han decidido si van a hacer una segunda edición de Pisner. Ni de dónde vendrá el fertilizante líquido. Tampoco hay información sobre dónde se comercializará.