Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Steve Bannon, el guardián de las tareas pendientes de Trump

Un visitante de la Casa Blanca revela por accidente las pizarras en las que el asesor lleva la cuenta de las promesas electorales cumplidas

Una marioneta de Steve Bannon y Donald Trump en las protestas contra el presidente en Nueva York.
Una marioneta de Steve Bannon y Donald Trump en las protestas contra el presidente en Nueva York. REUTERS

Al estratega del último tramo de la campaña presidencial de Donald Trump se le atribuye, además de su triunfo, haber sabido articular las posturas más radicales del candidato republicano. El sello de Steve Bannon está detrás de propuestas como vetar la entrada en Estados Unidos a inmigrantes musulmanes de varios países o cerrar la frontera a refugiados sirios. Su nombre también está asociado con el abandono del acuerdo comercial con México y Canadá o “deshacer el Estado Administrativo”, pero nadie hasta ahora había visto hasta dónde llega la ambición del exdirector de la web de ultraderecha Breitbart.

Justo cuando cumplía 100 días en la Casa Blanca, Trump ofreció entrevistas exclusivas a algunos medios estadounidenses y, en ellas, varios reporteros hacían referencia a una lista de asuntos pendientes que Bannon ha escrito en las paredes de su oficina en el Ala Oeste. Allí el estratega lleva la cuenta de los cambios legislativos que la Administración republicana ha logrado sacar adelante, como el veto migratorio.

“Cuando se mudó a la Casa Blanca, el estratega jefe de Trump retiró las estanterías y el sofá del despacho y puso su mesa en una esquina para dejar espacio a pizarras gigantes que forman cuatro columnas bajo las palabras “Make America Great Again”, reveló CNN. Pero nadie había visto aún la lista, que no ha acabado saliendo a la luz gracias a una exclusiva mediática sino casi por accidente.

Un rabino que visitaba la Casa Blanca y se hizo una foto con Bannon delante de la lista colgada en la pared, ha terminado por revelar los deberes que Trump y el que fuera su director de campaña todavía no han terminado. La lista está organizada alrededor de las promesas de inmigración, Obamacare —el sistema de salud que los republicanos quieren eliminar—, reforma del sistema de impuestos e infraestructuras.

Y sí, se trata de una pizarra, y Bannon ha hecho el listado a mano. “Construir el muro en la frontera y hacer que pague México” es uno de los compromisos más claros en la pizarra y todavía no está cumplido. Los que sí tienen una marca como aprobados son “suspender el programa de refugiados sirios” —a pesar de que está bloqueado por la justicia y no ha entrado en vigor—, contratar a 5.000 nuevos agentes fronterizos o triplicar el número de empleados de la agencia de inmigración.

Este asunto es uno de los más detallados en las pizarras de la oficina de Bannon. El apartado incluye, por ejemplo, la aprobación de una ley que condenaría a cinco años de prisión a aquellos indocumentados que, después de haber sido deportados por las autoridades estadounidenses, sean detenidos por entrar otra vez ilegalmente en el país.